avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El martes 18 de agosto de 2020 el pretendido refugiado musulmán Sarmad D. iba hacia las 19 horas al volante de un Opel Astra oscuro por una autopista que atraviesa Berlín y emprendió “una especie de persecución, principalmente de motos” y “ataques dirigidos” sobre la calzada. 

El responsable del Interior de la ciudad-estado de Berlín, Andreas Geisel, añadió que el hecho de que el sospechoso posiblemente padezca problemas psíquicos “no facilita las cosas” y arguyó que, “cuando los problemas personales se mezclan con ideas de carga religiosa, esto puede llevar a acciones incontrolables”. Geisel concluyó que “los hechos ocurridos el martes muestran de forma muy dolorosa cuán vulnerable es nuestra sociedad libre”.

En el mundo hay enfermos mentales cristianos, judíos, budistas, ateos, agnósticos, hindúes, zoroastrianos, bahaís, sintoístas, de todo color, pero únicamente los que matan por su religión e invocan a su divinidad son musulmanes. ¿Algo tendrá que ver esta religión?

Según diarios alemanes, en una de las salidas de la autopista, a la altura del barrio de Tempelhof, el hombre paró su vehículo y salió gritando: “¡Allahu akbar! (Alá es el más grande)”. También profirió, según testigos: “¡Que nadie se acerque, o moriréis todos!”, y afirmó tener material explosivo. Según el diario Tagesspiegel, el sospechoso desenrolló una alfombra de oración y se puso a rezar.

La Policía lo detuvo y un equipo de artificieros registró el coche, pero no se halló nada peligroso, solo algunas herramientas.

Sarmad D. nació en Bagdad en 1990 y llegó a Alemania como solicitante de asilo, probablemente en el año 2016. La agencia dpa detalla que su solicitud fue rechazada y que su margen de permanencia legal en Alemania termina al final de este año. En el 2018, fue detenido tras herir a terceros e internado en una institución de salud mental por un corto periodo de tiempo, según el Tagesspiegel.

El yihadista Sarmad D. publicó una imagen en línea de sí mismo junto al automóvil utilizado en el ataque dos horas antes, hablando sobre el martirio.

No se sabe cuándo llegó Sarmad a Alemania, pero parece que estuvo en Finlandia al menos hasta 2016.

Sarmad D. apareció junto al líder surcoreano Ban Ki Moon y el ministro del Interior finlandés Petteri Orpo cuando visitaron un alojamiento de asilo en una imagen tomada de su Facebook.

La acción yihadista, actuar asesinando a “infieles”, intentándolo, en nombre del Islam ha sido aplaudida por miles de musulmanes que le desean buena suerte y bendiciones de Alá para Sarmad D. en Facebook, el yihadista del automóvil de Berlín que ha dejado seis heridos, tres de ellos en estado grave. El Estado Islámico se ha responsabilizado del ataque contra los “infieles” alemanes en la autopista perpetrado por el devoto musulmán Sarmad D.

La abogada berlinesa Seyran Ates ha realizado algunas investigaciones en el entorno social del “delincuente único” –(por que para los colaboracionistas de la Yihad, los extrema izquierdistas y “progres” es un delincuente y enfermo mental, no un terrorista)-. Parece haber muchos de estos últimos.

Ates tiene buenas razones para su escepticismo hacia este tipo de culpables y también hacia su notoria trivialización aquí en Europa. Hace años, ella misma (Seyran Ates) fue víctima de un atentado, le dispararon en el cuello, su compañera fue asesinada. Ella es el objetivo de una fatwa de la Universidad Al Azhar de El Cairo, con cuyo Gran Jeque Al-Tayyeb, Angela Merkel fue vista feliz en el Congreso de la Iglesia Protestante en 2017, Ates vive bajo protección personal y en constante peligro para su vida. Ella escribió lo siguiente en Twitter luego del atentado: “Debajo de su foto y el vehículo del crimen, que el presunto atacante A100 de #Berlín publicó en Facebook dos horas antes del crimen, había numerosos deseos de buena suerte y bendiciones. Si yo fuera la Seguridad del Estado, investigaría esto ahora”.

¿También son enfermos mentales estos musulmanes que piden que Alá bendiga al yihadista Sarmad D.?

¿Tanto cuesta entender que es el substrato religioso islámico el que justifica el terror?

¿Cuando un fascista asesina a izquierdistas por ser izquierdistas ¿no se califica el asesinato de fascista?

¿Cuando un hombre asesina a su exmujer, o mujer, se culpa al machismo, se califica violencia de género y delito machista ¿No?

¿Cuando un supremacista blanco asesina a un negro ¿no se califica de delito de odio, de crimen racista, de supremacismo blanco?

Siguiendo la lógica argumental, entonces cuando un ferviente creyente del Islam (y son decenas de miles los que lo hacen) asesina en nombre de su religión –el Islam- y de Alá a los que considera infieles, se tendría que culpabilizar al Islam, considerar un crimen islámico, supremacista islamista.

Pero en este caso la lógica ya no funciona en los medios periodísticos ni entre los líderes de opinión, todos estos, “expertos” súbitamente en psiquiatría, metamorfoseados en médicos psiquiatras, siendo auténticos legos de los más elementales conocimientos de la medicina, imputan a estos criminales yihadistas ser gente o personas que sufren de desordenes mentales, y los más atrevidos de estos líderes de opinión, ignorantes sobre el islam, teorizan sobre que estos yihadistas tergiversan y mal interpretan el islam como si fueran “científicos de la política” que lo diseccionan, y creen saber –sin tener la menor idea- de lo que es el islam “puro” y lo que dicen sus líderes, son incapaces de enseñar el “auténtico” islam a centenares de millones de musulmanes, jeques, ayatolás, mulás, emires que apoyan la Yihad a nivel teórica, y decenas de millones a nivel factual.

Sarmad D. se radicalizó en el primigenio islam en el refugio de refugiados por un conocido extremista que simpatizaba con  el Estado Islámico, pero las autoridades alemanas no tomaron ninguna medida ante la deriva islamista en los centros para (en realidad, pretendidos) refugiados. La desidia de las autoridades alemanas ha permitido que estos islamistas dispuestos a la Yihad circulen por su país, y no entienden que el islamismo tiene que ser atajado, si realmente quieren proteger a su población en lugar de dejarse llevar por discursos buenistas, relativistas morales y multikultis.

Para desgracia de Seyran Ates, Angela Merkel desvía la mirada hacia el vacío cósmico ante estos acontecimientos. No sólo Angela Merkel está narcotizada por el buenismo y relativismo moral, hay otros como Unidas Podemos, incrustados en el mismo gobierno español, colaboracionistas del yihadismo y del islamismo, que trafican con la mercancía de la perversión del relativismo ético y la fascinación por el yihadismo.

En otra parte de la Europa Occidental, en Cataluña, que al ritmo de los acontecimientos, pronto será Catalunyistán, la Generalitat –gobierno autonómico independentista- y el Ayuntamiento de Barcelona descartan acusar de asesinato a los procesados del 17A.

Piden penas de 44 y hasta 95 años por los atentados de Las Ramblas y Cambrils, pero no prisión permanente revisable, como reclaman las asociaciones de víctimas del terrorismo.

El 17 de agosto de 2017 hacia las 17 horas, conocido por el numerónimo 17 A, Cataluña sufrió atentados yihadistas en las ramblas de  Barcelona y en Cambrils, advertido anteriormente por Servicios de Inteligencia extranjeros, al que hizo caso omiso.

En el ataque de Barcelona se produjeron 15 muertos —entre ellos dos niños de tres y siete años— y​ 131 heridos, cinco de ellos en estado crítico. Uno de los heridos, una turista alemana de 51 años falleció diez días después por sus heridas, elevando la cifra a 16.​ El conductor de la furgoneta, Younes Abouyaaqoub, logró escapar a pie cruzando el mercado de la Boquería y caminando por toda Barcelona hasta la Zona Universitaria; y, a las 6:20 de la tarde, cuando Pau Pérez Villán, de 35 años, estaba estacionando su coche en el aparcamiento de la Zona Universitaria, Younes le apuñaló y más tarde murió desangrado en el coche, un Ford Focus blanco que utilizó Younes para salir de Barcelona, arrollando por el camino a un elemento de los Mossos d’Esquadra (la Policía autonómica catalana).

Horas después del ataque de Barcelona, en la noche del 17 al 18, a la 1:15 de la madrugada, se produjo otro atentado en Cambrils. Cinco yihadistas fueron abatidos tras intentar saltarse un control policial y atropellar a seis personas, tres de ellas, elementos de los Mossos.​ Una séptima persona fue herida en la cara por ataque de uno de los terroristas, que logró recorrer unos metros antes de ser también abatido. Una de las mujeres apuñaladas en Cambrils murió horas después.

La actitud de Merkel, dura con Grecia, blanda con uno de los patrocinadores del terrorismo yihadista, Turquía, así como la postura de la Generalitat, del ayuntamiento de Barcelona, de Unidas Podemos y de los colaboracionistas del totalitarismo islámico, encuadrados en los partidos de la extrema izquierda y sectores de la izquierda, da alas al islamismo y al yihadismo.

La actuación de Seyran Ates y de los Mossos d´Esquadra el 17 A es digna de aplauso, sacó a terroristas del medio y los envió a Alá, que es lo que estos buscan, para retozar con las 72 huríes.

La parte de Europa que siga los pasos de Merkel y los Pablo Iglesias de turno caerá en un vacío de poder lo que alimentará el crecimiento de la extrema derecha.

 


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

avatar_default

Judío ortodoxo de origen judío francés y austriaco. Doctor en Filosofía y en Medicina. Trabaja en el campo de Hasbará –esclarecimiento. Analista colaborador del Observatorio contra la Amenaza Terrorista y la Radicalización Yihadista (OCATRY) de SECIDNEF. Como especialista en terrorismo islámico es colaborador en prensa especializada española, norteamericana e israelí sobre salafismo, yihadismo y terrorismo islámico. Analista colaborador en Terrorismo y Contraterrorismo del Observatorio de Prevención de la Radicalización Yihadista de SECINDEF (Security, Intelligence and Defense) Israel-USA International Consulting Counterterrorism) Ha dado conferencias sobre terrorismo islámico en el Ejército Español, Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía, Mossos d'Esquadra y Ertzaintza. Coautor del libro Objetivo: Califato Universal. Claves para comprender el yihadismo. Presidente de diversas organizaciones de Hasbará.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo