avatar_default

Enlace Judío México e Israel / Mordechai Dixler – “Sé puro con D-os (Lev. 18:13)” – es una expresión hermosa, al igual que un verso en la porción de Torá de esta semana. Describe un ideal espiritual elevado, sin embargo, ¿qué significa en un sentido práctico?

Todos hemos conocido gente amable. Probablemente la mayoría de la gente que conocemos parece agradable y razonable. ¿Alguna vez te has preguntado, “son siempre tan atentos, incluso cuando no estoy cerca? ¿Son corteses y considerados cuando no tienen la presión social para actuar apropiadamente? ¿Son así incluso en casa con su propia familia?”

A ello la Torá escribe, “Sé puro con D-os”. Cuando estás entre la gente, te comportas de la mejor manera posible. Es vergonzoso ser grosero y egoísta en público. Cuando no haya nadie más que tú y D-os, sé puro con D-os también. (Sefer Taam V’Daas, Alshich HaKadosh)

Rab Avigdor Miller zt “l, es conocido por (miles de) grabaciones sobre temas de Mussar (perfeccionamiento de cáracter), tiene una conferencia famosa llamada “Diez pasos hacia la grandeza”. En esa clase, presenta un programa de diez hábitos pequeños que llevan a una persona a la grandeza espiritual. Su tercer paso es realizar al día y en secreto una buena acción que sólo conocen tú y Dios. Esto puede ser recoger algo de la acera en la que la gente pueda resbalarse, o rellenar el jabón en el baño público. D-os hace actos de bondad hacia la humanidad, sin esperanza de reciprocidad, y sin presión social. Actuando de la misma manera, una vez al día, cumples la mitzvá (el mandamiento) de “emular Sus caminos (Deut. 28:9)”.

Todos nos beneficiamos de la presión motivadora de nuestros compañeros, y es importante seguir haciéndolo. Sin embargo, un pequeño y secreto acto de bondad que hacemos sólo por D-os y nadie más nos dará un impulso espiritual en nuestra relación con D-os, y nos llevará hacia una vida de grandeza espiritual.

Fuente: Project Genesis

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo