avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Ex secretarios de salud mexicanos señalaron que la epidemia de COVID-19 está fuera de control en el país, y proponen modificar la estrategia actual para poner en marcha un “Plan Nacional” de ocho semanas que incluya la aplicación nacional de pruebas para ubicar el movimiento del virus y contener su expansión.

Encabezados por Salomón Chertorivski, José Ángel Córdova, Julio Frenk, Mercedes Juan, José Narro y Guillermo Soberón, los ex funcionarios elaboraron un análisis en donde afirman que México está sufriendo las consecuencias de una estrategia fallida que minimizó la gravedad de la pandemia de COVID-19.

“Este propósito puede ser la base para restablecer la coordinación con todos los gobiernos -federal y estatales- con todos los sistemas de salud, públicos y privados, los cuales, a partir de los mapas de infección, pueden planear las medidas subsecuentes hacia un nuevo periodo extraordinario de seis a ocho semanas para el genuino control de la epidemia (el tiempo promedio que han necesitado otros países en ese objetivo)”, señala el análisis.

Los ex secretarios señalaron como principales causas de las consecuencias adversas que por ahora se presentan en nuestro país la escasa aplicación de pruebas, así como la “incomprensible negativa” a realizarlas; la falta de insumos provocada por el desorden administrativo de las autoridades sanitarias, el menosprecio al Consejo de Salubridad General; un modelo errático e insuficiente para identificar la pandemia y sobre todo la resistencia “anticientífica” al uso de cubrebocas.

Esta colaboración de ex servidores públicos fue convocado por el Consejo Consultivo Ciudadano y advierte que el 79 por ciento de los fallecidos no recibió cuidados intensivos, lo que contrasta con la holgura reportada en hospitales, de acuerdo a información de Reforma.

Chertorivski Woldenberg ha levantado la voz en otras ocasiones, en torno al manejo de la pandemia de las actuales autoridades. Ha emitido recomendaciones desde sus redes sociales, entre otros foros.

Entre sus principales recomendaciones apuntó a que “la política económica debe acompañar las políticas de salud nunca contradecirlas, México requiere un gran plan, una gran estrategia para quedarnos aún en casa aún por un periodo incierto”.

También ha exhortado a que se consulten fuentes confiables para mantenerse permanentemente informados, tales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), al CDC de EE.UU. y a la Secretaría de Salud.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo