avatar_default

Enlace Judío México e Israel – En el mundo de la tecnología, la innovación y el emprendimiento, no todas las empresas logran el éxito. Por eso, si deseas invertir tu dinero en proyectos que te den buenas probabilidades de retorno, debes acercarte a verdaderos expertos. LIP Ventures Boutique está en México para conectar a Latinoamérica con los grandes polos del desarrollo tecnológico. 

Para entender un poco más sobre cómo funciona LIP y qué le ofrece a quienes deseen invertir en innovación y tecnología, conversamos con sus socios fundadores: Mario Nissan y Nathan Shabot.

Enlace Judío: Mario: tengo algo de dinero y lo quiero invertir. ¿Por qué ir con LIP en vez de buscar empresas de tecnología que otros me aconsejan? Por ejemplo, el primo de mi amigo tiene una startup y me está invitando a invertir en ella…

Mario Nissan: Nosotros nos enfocamos mucho en empresas de tecnología que están en etapa de crecimiento y de etapa tardía. Nosotros, más allá de agarrar y buscar a cualquier emprendedor o cualquier persona que tiene una startup —que respetamos muchísimo—, más bien trabajamos con nuestro partner, que se llama OurCrowd, que es uno de los fondos más importantes del mundo; sin duda, uno de los top de Israel, y es el más activo de Israel en términos de números de inversiones.

Entonces, tenemos acceso a oportunidades de inversión en empresas de tecnología que son, como se conoce en inglés, top-tier, es decir, las empresas de tecnología que mejor desempeño comercial de socios estratégicos de cultura de talento están teniendo en el mercado.

Y entonces nosotros (…) te decimos “ven conmigo, yo me encargo de hacer el análisis y revisar —por ponerte un ejemplo, con nuestro socio revisamos alrededor de 200 empresas al mes; de esas terminamos eligiendo una o dos y profundizamos de manera muy específica en cada una de las entrañas de la empresa, en cada una de las entrañas del equipo para entender que realmente es una empresa de tecnología que tenga un buen manejo y una buena perspectiva y una buena proyección—…”

Con eso tienes la certeza de que estás del lado de un experto que se dedica a analizar este tipo de oportunidades y que nosotros, como parte de nuestra estrategia, te vamos a invitar a oportunidades que, por un lado, tienen mucha diversificación, es decir, no tomamos una sola empresa sino tomamos un portafolio de entre 25 y 30 compañías; entonces, tu nivel de riesgo por sector o por empresa se minimiza; por el otro lado, tomamos empresas que están en etapa de crecimiento, en etapa tardía, que son proyectos que ya funcionan, que ya están facturando varios millones de dólares al año y que nosotros estamos invirtiendo en ellas para poder hacerlas crecer y para poder obtener un beneficio (…).

De esta manera mitigamos cualquier tipo de riesgo que existe en las inversiones de empresas de tecnología y, por el otro lado, le damos más certeza al inversionista de que estas inversiones van a ser manejadas por un equipo profesional que se dedica a este tipo de activos.

EJ: Nathan, ¿cómo nació Lip Ventures y por qué su logo es una rana?

Nathan Shabot: Mario y yo ya teníamos algún tiempo interesados, invirtiendo y haciendo negocios con empresas de tecnología de Israel. En 2018 decidimos robustecer mucho ese proyecto, entonces hicimos dos cosas: generamos un partnership con OurCrowd, uno de los fondos de venture capital más importantes de Israel y, por otro lado, fundamos lo que llamamos una boutique de innovación. ¿Por qué una boutique de innovación? Porque hacemos no nada más venture capital, sino que hacemos la parte de lo que le llamamos business development, que es el desarrollo de negocios, que eso es básicamente traer empresas y tecnología a México y Latinoamérica; y la tercer vertical, que es incorporated innovation, que es como apoyamos, con lo que se llama Open innovation o innovación abierta, a los corporativos más importantes de la región a transformarse hacia este mundo tecnológico.

Fundamos la boutique y por otro lado buscamos tener, a través de OurCrowd, un músculo muy importante con una presencia local que estuviera revisando sus cientos de empresas pero, además, haciendo estas revisiones y diligencias de forma muy profesional y exhaustiva; revisando no nada más, por ejemplo, la auditoría fiscal, financiera, contable, etcétera, sino temas de recursos humanos, temas de propiedad intelectual y calidad de estas tecnologías, etcétera.

Así surge Lip, que significa Leapfrog Innovation Powerhouse. Lo que buscamos con este logo, esta rana, es acercar a México y Latinoamérica al mundo de la innovación. Definitivamente, hoy hay polos y algunas geografías en el desarrollo de la innovación están a años luz de nosotros. México y Latinoamérica, definitivamente, tienen algunas cualidades y algunos proyectos exitosos, pero lo que ocurre en lugares como Silicon Valley, como Israel, como China, etcétera, en cuestiones de desarrollo tecnológico está muy por delante de nosotros. Lo que buscamos en LIP es realmente acercar a México y Latinoamérica a este mundo de innovación y buscamos hacer eso de manera acelerada. El concepto de leapfrog significa brincar pasos, buscar estos objetivos no con metodologías estándar sino con metodologías mucho más aceleradas y agresivas para traer esa innovación.

Buscamos construir estos puentes entre México y Latinoamérica con estos centros y polos de desarrollo tecnológico en donde realmente la columna vertebral de estas empresas es la tecnología.

EJ: Mario, ¿cómo eligen estas compañías que son parte de su portafolios?

Mario: Nosotros somos muy, muy cuidadosos y muy diligentes con qué compañías son las que introducimos en el portafolio. Nuestro objetivo es tener entre 25 y 30 empresas en el portafolio; hoy tenemos ya 12 invertidos y nos fijamos en una serie de variables que son clave para poder decidir que esta es una buena inversión y que es una inversión que va a generar no solamente buen retorno a nuestros inversionistas sino también buen retorno a nosotros mismos; nosotros somos el inversionista más importante de nuestro propio fondo; entonces, estamos totalmente comprometidos con ellos.

Cuando digo que nos fijamos en una serie de variables, una primer variable, que es clave, es el equipo, ¿cuál es ese equipo? ¿Cuál es el CEO? ¿Cuáles son los equipos de mando gerencial? Que van a hacer que esta compañía navegue de manera muy exitosa cuando tienen momentos de oportunidad y sepa adaptarse de manera muy estratégica cuando se encuentra y se enfrenta a cualquier tipo de problema.

La segunda cosa que buscamos, lo que se conoce como mercados importantes que atacar, buscamos mercados que no sean nichos pequeñitos, que sean mercados de miles de millones de dólares donde este tipo de soluciones tienen la posibilidad de penetrar, obtener participación de mercado y por ende, crecer de manera significativa y exponencial sus ingresos.

La tercer cosa que buscamos es que tengan una propuesta de valor simple. Hay muchas compañías que desarrollan tecnología pero solamente tienen tecnología, no tienen una tecnología trasladada a un caso de negocio o a un caso de uso que sea relevante para una industria o para un cliente; nosotros buscamos empresas que de la tecnología hicieron un modelo de negocio y eso es fundamental.

La cuarta cosa que buscamos es que tengan un nivel de diferenciación, ya sea por propiedad intelectual registrable o registrada, o por alguna ventaja competitiva regulatoria o cualquiera de otra índole, como por ejemplo, una alianza estratégica que les dé una ventaja muy separada o muy diferente del resto de sus competidores.

Otra cosa que buscamos es que tengamos tracción; buscamos tracción comercial, buscamos tracción regulatoria; no nos gusta entrar en compañías que dicen que van a vender, nos gusta entrar en compañías en donde ya vimos que están vendiendo, que tienen clientes, que los clientes no los abandonan, que permanecen con ellos mucho tiempo, que están creciendo de manera continua y que están generando los ingresos y sí están logrando los objetivos que se están proponiendo.

Y por último y no menos importante, buscamos compañías que tengan patrocinadores, es decir, que haya o un fondo de venture capital, un fondo estratégico muy importante, que haya invertido en la compañía o un corporativo o una empresa multinacional invertida en la compañía, que sea no solamente una inversión financiera sino que estratégicamente le pueda dar un apoyo, un empuje, un impulso e incluso un mecanismo de salida de la inversión a la compañía.

Y por último, la otra cosa que analizamos es cuál es la trayectoria que tiene la compañía y con un poco de información, entendiendo cómo se está comportando en el mercado, y cómo está desarrollando el producto y servicio de la compañía, cómo esa trayectoria se puede modificar de manera que dé un crecimiento más acelerado del que ha tenido ahora, lo que le llamamos en inglés breakout, o sea, que esté haciendo algo que va a modificar significativamente su trayectoria hacia un crecimiento todavía más acelerado que el actual.

Y si todas esas cosas se cumplen, más, obviamente, que sea una compañía que esté fuera de Latinoamérica para diversificación geográfica y que esté dentro de las industrias que normalmente nosotros invertimos, como ciberseguridad, medicina digital, energía, software para corporativos, algo de e-commerce, software para internet, etcétera, entonces ya tomamos la compañía, terminamos de hacer diligence, y antes de invertir en ella, la pasamos por un comité de inversión de siete personas, de los cuales nosotros somos dos, pero tenemos otros cinco consejeros independientes que, finalmente, tomamos la decisión de si vamos en una invertir en una compañía o no.

EJ: Nathan, ¿qué características tiene un Stakeholder de Lip Ventures Boutique?

Nathan: Tenemos algunos inversionistas en el fondo que son inversionistas individuales, que además de buscar un retorno financiero, normalmente están buscando contacto con este mundo de tecnología; algunos de ellos ya lo tuvieron previamente, otros no. Y nosotros ofrecemos eso, un contacto directo con el mundo de la tecnología y además del retorno financiero, que pudieran tener un posible retorno estratégico, es decir, de posibilidad también de desarrollar negocios en sus sectores, en sus industrias actuales o inclusive en otras (…), proyectar sus negocios actuales u otros hacia las siguientes generaciones y no quedarse o convertirse, digamos, en empresas obsoletas con el paso del tiempo y el avance de la tecnología.

Tal vez el segundo grupo yo diría que son family offices, estos grupos familiares que construyen un portafolio y que van invirtiendo de manera diversificada en diferentes tipos de activos dentro de las inversiones privadas de capital privado, pues una subrama o una subcategoría es venture capital, capital normalmente para el emprendimiento, para innovación tecnología, etcétera.

Entonces pues nosotros, como decía Mario, ofrecemos esta posibilidad de invertir en las top-tier, compañías que están generando una disrupción importante en el mundo; entonces, los family office los ubican como una buena alternativa dentro de esa categoría venture para diversificación de sus portafolios; y tercero,  también hemos ofrecido algunas de estas inversiones a algunos corporativos que tal vez, más que entrar al portafolio completo, eligen compañías de manera específica, que agregan un valor adicional; a veces se convierten en clientes o eventuales compradores de las empresas.

EJ: Estamos en la época de la pandemia. Dentro del portafolio de Israel, ¿qué tienen para invertir en temas relacionados con el coronavirus?

Mario: Directamente en el portafolio, tenemos ya varias cosas que estamos analizando, que nos gustan como potencial inversión; tenemos, por ejemplo, empresas que estamos analizando que se dedican a hacer pruebas, que son igual de precisas que la famosa PCR, que es la prueba estándar, pero de manera mucho más rápida, sobre todo más económica; tenemos algunas cosas que estamos analizando que son sistemas de software que ayudan a que los gobiernos puedan tener más certeza de brotes comunitarios o que puedan ver si hay algún problema macro en términos de que está habiendo demasiada movilidad de personas que pudieran estar en regiones contagiadas; hay incluso algunas cosas que son más como vacunas; por ejemplo Migbags, que es una vacuna oral que está en vías de desarrollo.

Algunos otros dispositivos, como por ejemplo, un spray que se llama Sanutize, que te lo echas en la nariz o en un enjuague bucal y te da una protección de las vías aéreas superiores hasta por 6 horas; la verdad es que sí hay bastante desarrollo que está sucediendo alrededor del tema del coronavirus y la pandemia y, de hecho, nuestro socio Ourcrowd tiene un fondo, el mismo que nosotros, no es nuestro fondo principal pero que también distribuimos, que se llama el Pandemic Innovation Fund, que es un fondo de 100 millones de dólares, enfocado en tecnologías para prevenir y tratar de curar en momentos de pandemia.

EJ: Mario, ¿qué porcentaje realista de éxito puedes asegurarme si invierto?

Mario: Es difícil proyectar el porcentaje; lo que podemos nosotros es analizar, entender cómo funciona este activo y cómo se ha comportado en la historia; entonces, como cuando tú analizas cómo ha funcionado este activo, nosotros normalmente invertimos en compañías en etapa de crecimiento y en etapa tardía.

La mayoría de la gente invierte en compañías en etapa temprana, lo que se conoce como early stages, donde las compañías probablemente son muy económicas de comprar pero su nivel de riesgo es muy grande. Lo que nosotros hacemos es tratar de eliminar este riesgo, yéndonos a compañías que ya funcionan, que ya tienen producto, que ya comercializan, que ya están en etapa de crecimiento y en etapa tardía y con eso tienen más certeza.

Tenemos una estrategia de portafolio de 25 o 30 compañías; la diversificación en el mismo portafolio nos da un grado de certeza. No podemos dar información hacia futuro pero sí podemos dar información hacia el pasado y una foto del presente. Si nos vamos hacia la información del pasado, este tipo de activos, con este tipo de estrategia, normalmente te dan rendimientos entre un 20 a 30% anualizado, en dólares, que es muy interesante, y en algunos casos están los famosos homerun, donde tenemos un gran éxito y esas cifras llegan a subir hasta e 35 o 37%.

Si tomamos una foto de nuestro portafolio al presente, y hacemos una proyección de perspectiva, nosotros podríamos hacer, con cierta mesura, y no comprometiéndonos a nada, pero con cierta mesura, sí una cierta proyección de que podríamos generar 3-4 veces de retorno sobre el dinero; entonces, por cada peso que invertiste, te regreso 3 pesos, te regreso 4 pesos.

EJ: Nathan, ¿cómo se benefician México y América Latina de las inversiones en estas empresas de tecnología?

Nathan: Trataré de responder desde distintos puntos de vista. Estas empresas, para que México y Latinoamérica tengan un desarrollo importante en el sector de innovación y tecnología, se tiene que dar poco a poco, porque hay que ir pasando por distintas etapas: la construcción de lo que se llama un ecosistema de innovación, en donde todas las piezas que participan estén bien ensambladas y en un engranaje adecuado y con todos los ingredientes en la mesa.

Hay algunos fondos de venture capital en México pero no está desarrollada como algunos otros en el mundo. Entonces, en primer lugar, se tiene que desarrollar este stakeholder, es decir, el capital para inversión en este tipo de proyectos. Pero, además, toda la migración de estas tecnologías: qué hacemos con el desarrollo de negocios y qué hacen algunos de nuestros inversionistas de manera activa, pues también ayuda muchísimo a la región, finalmente es un win-win, es decir, un ganar-ganar, porque las empresas abren nuevos mercados, pero estos propios mercados también van evolucionando en tal forma que se van convirtiendo en mercados más competitivos y con soluciones más innovadoras, con eficiencias muy importantes, y se fortalece la industria de manera local.

La innovación no tiene fronteras y el tener mayor convivencia con estos ecosistemas desde el punto de vista de desarrollo de negocios, desde el punto de vista de inversión, definitivamente fortalece este tipo de productos y servicios hacia el futuro en países como México y algunos otros de Latinoamérica.

EJ: ¿Qué seguimiento le dan ustedes tanto a sus stakeholders como a las compañías?

Mario: Una vez que invertimos en una compañía tenemos un seguimiento constante y comunicación directa con, principalmente, dos grupos de personas: uno es el management team; todo el tiempo queremos saber qué es lo que está sucediendo, en qué están, cómo se están desarrollando, cómo les podemos ayudar con ciertos contactos o ciertos mercados y estamos validando de manera muy precisa que vayan cumpliendo con sus proyectos, con sus programas y con los objetivos que se propusieron.

Del lado de los stakeholders, nosotros nos enfocamos mucho; para nosotros esto tiene que ser una inversión experiencial, queremos que aprendan, queremos que sepan, queremos que saquen valor de una inversión en empresas de innovación y tecnología y que no nada más las vean por ahí pasar y no sepan ni qué sucede; entonces, les entregamos reportes trimestrales, les entregamos un reporte anual auditado; pero no solamente eso: constantemente tenemos webinars, tenemos grupos donde mandamos información de las compañías y mandamos press releases, tenemos constantemente, por ejemplo, información que publican las compañías del producto, de los servicios y las compartimos con todos para que, en la medida del deseo de cada uno de estos stakeholders, puedan aprender más, puedan tener toda la información y sobre todo que sepan que nos manejamos con absoluta transparencia y con absoluta apertura en todo lo que estamos operando.

 

EJ: ¿Por qué Israel es tan interesante para invertir en tecnología? ¿Qué lo hace especial?

Nathan: Israel, como sabemos, tiene escasos recursos naturales y además tiene un mercado interno muy pequeño, de 9 millones de habitantes; entonces, la economía de Israel tuvo un giro impresionante hacia la tecnología, tal vez en los últimos 20 años y nace de esa necesidad.

Israel fue construyendo poco a poco un ecosistema de innovación en donde todas las partes están alineadas: academia, gobierno, sector privado, inversionistas y los propios emprendedores. Así empezamos a escuchar cómo llaman ahora a Israel, como el Startup Nation, porque Israel realmente ha logrado como un milagro, desde este punto de vista, para la transformación de su propia economía.

Hoy en día, para darnos una idea, tal vez en Israel haya entre 7 y 8 mil emprendimientos; es algo así como una start up por cada 1200 o 1300 habitantes. Entonces, per cápita, el boom de tecnología es el más importante del mundo. Pero, además, Israel ha logrado muchísima calidad, entonces ha logrado tener estas salidas de muchas de estas empresas, estos eventos de liquidez, estas compras de las propias empresas de cientos y miles de millones de dólares en los últimos años; tal vez en los últimos dos años, las salidas acumuladas de Israel como país suman más de 20 mil millones de dólares por año, y eso es algo impresionante. Se han invertido en los últimos años 6, 7 u 8 mil millones de dólares por año en este tipo de activo, y todavía pensamos que lo mejor está por venir.

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo