avatar_default

Enlace Judío México e Israel – A más de 5 millones de estadounidenses se les diagnostica enfermedad de las válvulas cardíacas cada año. Cuando esta afección afecta la válvula mitral, interrumpe el flujo sanguíneo al corazón, lo que puede provocar problemas catastróficos.

“La enfermedad de la válvula mitral es muy común, especialmente entre los ancianos. La válvula tiende a debilitarse con la edad, por lo que ya no se cierra con tanta fuerza”, explica el Dr. Rajendra Makkar, cardiólogo intervencionista del Hospital Cedars-Sinai Los Ángeles. El resultado final: el corazón tiene que trabajar más para mantener la sangre fluyendo en la dirección correcta.

El corazón es una maquinaria humana compleja que contiene cuatro válvulas separadas: mitral, tricúspide, pulmonar y aórtica. Cada una de estas válvulas tiene hojas que se abren y cierran con cada latido del corazón. La válvula mitral se encarga de regular el flujo sanguíneo desde los pulmones hacia el ventrículo izquierdo, la cámara de bombeo principal del corazón.

“Si la válvula mitral no se abre completamente o no se cierra herméticamente, la sangre puede fluir hacia el corazón, aumentando la presión sobre el órgano y provocando que el líquido regrese a los pulmones”, explica el Dr. Makkar.
Hay dos tipos de insuficiencia de la válvula mitral:

Primaria: la insuficiencia primaria de la válvula mitral ocurre cuando las valvas de la válvula mitral no funcionan correctamente o cuando los tendones en forma de cordón que conectan la válvula mitral al músculo cardíaco se estiran o se desprenden.

Secundaria: la regurgitación secundaria se produce como resultado de otra afección, como insuficiencia cardíaca o fibrilación auricular.
El paciente puede tener una enfermedad de la válvula mitral y ni siquiera saberlo. Los signos de la afección pueden ser sutiles y difíciles de detectar.

“Algunas personas viven con enfermedad de la válvula mitral durante años antes de darse cuenta que hay un problema”, dice la Dra. Joanna Chikwe, presidenta de Cirugía Cardíaca en el Hospital Cedars-Sinai.

Los síntomas incluyen:
  • Latidos cardíacos rápidos o fuertes
  • Tos
  • Fatiga
  • Dificultad para respirar, particularmente con actividad o acostado

Hasta hace poco, las opciones de tratamiento para los problemas de la válvula mitral se limitaban a la medicación y la cirugía a corazón abierto. Históricamente, los cirujanos corrigieron la enfermedad de la válvula mitral reemplazando la válvula defectuosa con una válvula artificial (ya sea mecánica o de un donante animal). Pero está cambiando.

Reparar o reemplazar
“Siempre que es posible, reparamos, en lugar de reemplazar, la válvula”, explica el Dr. Chikwe.

La razón es:

En comparación con el reemplazo de válvulas, la reparación de válvulas se asocia con mejores resultados y tiempos de recuperación más rápidos.

La reparación quirúrgica ayuda a restaurar la estructura y función natural de la válvula.

Los estudios sugieren que las válvulas reparadas tienen más probabilidades de ser funcionales 15 años después de la cirugía en comparación con las válvulas reemplazadas (las válvulas de reemplazo de donantes animales a menudo se desgastan).

La mayoría de los pacientes no necesitan tomar anticoagulantes después de la reparación en comparación con el reemplazo de la válvula.
Los enfoques quirúrgicos para la reparación de válvulas van desde mínimamente invasivos (a través de pequeñas heridas en la costilla o la ingle) hasta la cirugía a corazón abierto. Con una tasa de reparación exitosa superior al 99%, los cardiólogos de Cedars-Sinai realizan casi todas las reparaciones quirúrgicas de forma mínimamente invasiva con asistencia robótica.

“En lugar de pasar por la mitad del pecho a través del esternón, nos acercamos a la válvula mitral entre las costillas”, dice la Dra. Chikwe.

“Para los pacientes más jóvenes con una esperanza de vida más larga, este tipo de reparación quirúrgica sigue siendo el estándar de oro. También es el enfoque preferido para los pacientes que tienen otros problemas cardíacos, como la fibrilación auricular, que podemos tratar al mismo tiempo”.

La opción de la MitraClip

Para los pacientes que no son buenos candidatos quirúrgicos, incluidos aquellos pacientes de edad muy avanzada y frágiles, un dispositivo llamado MitraClip puede ofrecer cierto alivio. “Con este procedimiento, los cardiólogos intervencionistas tratan de lograr lo que hacen los cirujanos, pero sin abrir el pecho”, dice el Dr. Makkar.

Los médicos acceden al corazón insertando un catéter y conectando el dispositivo a través de una vena en la pierna. Una vez que el catéter llega a la parte de fugas de la válvula, el dispositivo sujeta los dos bordes de la válvula para sellar la fuga.

La válvula continúa abriéndose y cerrándose a ambos lados del clip, pero reduce el flujo de sangre hacia atrás. De hecho, los estudios muestran que el dispositivo MitraClip reduce a la mitad el riesgo de muerte para los pacientes con enfermedad de la válvula mitral en comparación con el uso de medicamento únicamente.

“El MitraClip no reemplaza al medicamento. Es un complemento poderoso”, dice el Dr. Makkar. “El procedimiento reduce la presión sobre el órgano, lo que permite que los cardiólogos sean más agresivos con los medicamentos para la insuficiencia cardíaca”.

Desafortunadamente, incluso con medicamentos de alta potencia, el clip no es una solución a largo plazo. No puede curar la insuficiencia de la válvula mitral y no es el mejor método para todos los pacientes.

“En los EE.UU, Alrededor del 20% de las válvulas todavía tienen fugas después de un procedimiento MitraClip”, dice la Dra. Chikwe. “Para los pacientes con insuficiencia grave de la válvula mitral, la reparación quirúrgica es el estándar de oro”.

La MitraClip no es la única opción para la reparación de la válvula mitral percutánea. “Ha habido un gran cambio de paradigma en los últimos cinco años en el que los médicos pueden ofrecer a los pacientes con enfermedad de la válvula mitral una variedad de opciones, incluidos varios sistemas de reemplazo de válvula mitral percutánea”, dice el Dr. Makkar. “El dispositivo MitraClip es solo una mirada previa de lo que está por venir”.


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

avatar_default

EL CEDARS EN CIFRAS 116 años funcionando. 12 camas eran las únicas que había cuando el hospital comenzó a dar servicio. 1,120 camas son con las que dispone hoy día. 40 centros constituyen el complejo Centro Médico Cedars-Sinai. 1 millón de pacientes se atienden allí cada año. 4,500 médicos y enfermeras conforman la planta laboral. 1,500 proyectos de investigación se llevan a cabo en la institución. 12 especialidades, incluyendo cáncer y cirugía de corazón, son parte de la oferta del nosocomio.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo