avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El marido que duerme profundamente despierta cuando siente un fuerte golpe que le da su esposa.

– ¿Por qué me pegas? – Le pregunta

Ella le contesta: -Porque soñé que me eras infiel-

-Pero eso era en tu sueño-

Y ella le dice: -Sí, pero si eso haces en mis sueños, ¿qué harás en los tuyos? –

Algo común a los seres humanos es soñar. Todos lo hacemos, aunque a veces no recordemos lo que soñamos.

Muchas veces lo sueños son placenteros, aunque otros son terribles; las pesadillas, los terrores nocturnos.

Hay muchas teorías acerca de lo que son los sueños, de por qué soñamos y de lo que significan, desde las que aparecen en revistas populares al lado de los horóscopos hasta tratados serios como el Análisis de los Sueños de Freud. Tratar de comprenderlos ha sido una obsesión milenaria de la humanidad.

En la mitología de casi todas las culturas antiguas se habla de espíritus que se aparecían a las personas dormidas, con el fin de tener sexo con ella. En la Europa de la Edad Media se creía en los íncubos y los súcubos, que eran demonios que se posaban encima de la víctima durmiente para tener relaciones sexuales.

Los sueños son totalmente democráticos. Los tienen los ricos y los pobres, los estudiosos y los ignorantes y gente de todos los puntos del planeta. Más aún, hay sueños que son comunes a todos, como el soñar que perdemos los dientes, que estamos desnudos frente a un público, soñar con el mar o que nos caemos a un abismo. Soñar es algo inevitable

Algo en lo que los expertos están de acuerdo es que los sueños generalmente tienen muy poco que ver con lo que representan. Más bien, son símbolo mediante los cuales la mente maneja lo que nos acontece cuando estamos despiertos.

Se estima que del 20% al 25% de los sueños tienen contenido erótico. Antes se pensaba que los hombres soñaban más con temas sexuales que las mujeres, pero eso era porque, por un lado, un sueño erótico en un hombre tiene señales visibles como una erección y hasta una posible eyaculación, como sucede en los sueños húmedos comunes mayormente en la adolescencia, y, por otro lado, porque la sexualidad femenina estaba reprimida, silenciada y escondida y la mujer hablaba poco de sexo, incluyendo el de los sueños.

¿Por qué tenemos sueños eróticos? Como en todo lo que tiene que ver con la mente humana, no hay respuestas definitivas. Freud decía que en los sueños eróticos cumplimos un deseo frustrado.

Otra teoría sostiene que a veces los sueños eróticos aparecen en una época de menor frecuencia sexual como una forma de buscar un desahogo, ya que incluso pueden tenerse orgasmos en sueños, tanto los hombres como las mujeres.

Lo cierto es que tener sueños eróticos es algo naturalla sexualidad forma parte de nuestra vida, por tanto, es normal que algunos de nuestros sueños tengan contenido sexual”.

Los sueños, incluyendo los eróticos, no se pueden controlar. La mayoría los vive generalmente, con normalidad y hasta con placer y satisfacción. Sin embargo, hay quienes tienen sensaciones de incomodidad o culpa y piensan que son algo sucio o desviado. Esto sucede, como con todos los asuntos relativos al sexo, por información errónea o insuficiente.

Por esta razón, no hay que tomar los sueños al pie de la letra. No hay una interpretación genérica aplicable a todo el mundo. Esto depende de la persona que sueña, de sus circunstancias, de lo que le haya pasado ese día.

Los sueños no se rigen por las reglas de la realidad. Los sueños o fantasías no son necesariamente deseos que pretendamos llevar a la práctica. A veces se trata de contenidos que sólo son estimulantes porque son imaginados, pero no se busca nada más. También puede ser que lo que se sueñe o fantasee coincida con deseos, pero siempre tenemos la capacidad de controlar nuestro comportamiento y tomar decisiones: no todo lo que deseamos lo convertimos en realidad.

Con muchas variantes, hay determinados tipos que son más comunes para todos.

Las mujeres tienden a soñar más en tener sexo con personas famosas o con amantes pasados mientras que los hombres sueñan más con sexo con varias personas o en grupo.

Es importante tener en cuenta que el significado de un sueño no es lo que aparenta ser.

LOS SUEÑOS SEXUALES MÁS COMUNES Y LO QUE PUEDEN SIGNIFICAR EN REALIDAD.
Soñar con una ex pareja

Puede significar que se desea pasión, emoción, una vida más intensa. Eso no significa que secretamente sigamos queriendo reanudar la relación. Por lo general sucede cuando nos encontramos en un periodo de soledad y necesitamos sentirnos otra vez amados. También es común sueñes con el padre o la madre de los hijos. Esto no quiere decir que se quiera volver con esa persona, sino que existe preocupación por el bien de ellos.

 Con un jefe o con un compañero de escuela o de trabajo.

Esta es una manera de comprender que hay algo que mejorar en nuestra vida. Una figura de poder indica que hay que asumir un papel autoritario y tomar decisiones en la propia vida. No tenemos razón de sentirnos avergonzados cuando, despiertos, nos crucemos con esa persona en la escuela o en la oficina

Puede ser que en la realidad no nos acostaríamos nunca con esa persona, pero probablemente reconozcamos que pueda tener valores que nos gustaría incorporar a nuestra personalidad.

Engaños

Este es uno de los sueños más comunes. Si se ha sido víctima de un engaño en el pasado y el sueño se repite, significa que todavía no se ha superado y se tiene desconfianza. Si no es así, quiere decir que hay un elemento en la vida de nuestra pareja que sentimos que amenaza nuestra relación. Este no tiene qué ser por fuerza otra persona. Puede ser una actividad o interés.

Hacerlo en público

La interpretación de este sueño depende de nuestra respuesta Si lo disfrutamos, puede significar que queremos que la gente nos perciba como irresistiblemente atractivos y estemos presumiendo de esto, pero si sentimos vergüenza, puede significar que tenemos miedo a ser exhibidos o expuestos por algún motivo.

Hacerlo con un extraño

Cuando soñamos que tenemos sexo con alguien de quien no recordamos su cara, ni siquiera si existía, generalmente nos sentimos muy inquietos. Aunque es un sueño bastante común. A veces es, simplemente, el mensaje de una esperanza o un deseo de recuperar algo. Si no disfrutas de ese sexo podría significar que te sientes inseguro en lo referente a las relaciones.

Esto no significa que se busque tener una relación. Más bien, el extraño representa de forma simbólica una serie de características que deseamos tener. Si es un hombre, puede ser asertividad, defensa, etc. Si es mujer, podrían ser compasión, creatividad o sensibilidad.

Hacerlo con varias personas.

Este no solo es tema de un sueño. Mucha gente lo piensa en su vida cotidiana, despiertos y el sueño puede no ser simbólico sino un deseo real que no nos atrevemos a confesar en vigilia.

Los sueños son sueños, no los controlamos y no son una puerta a la Dimensión Desconocida. No son razón para sentirse mal por haber soñado con tal persona o con tal actividad: no es la vida real, es un sueño. Lo que en sueños produce placer no tiene por qué hacerlo en la vida real.

Hay especialista que dicen que los sueños eróticos significan proyectos y creación y que cuando los tenemos es en momentos en que estamos pasando por una etapa creativa, como un proyecto personal o una meta laboral y también, que representan un deseo de mayor autoconocimiento.

A fin de cuentas, como en todo lo que respecta a nuestra vida sexual, lo importante es tratarlo con naturalidad, sin miedo y con disposición a aprender.

Un buen sueño erótico generalmente nos hace despertar satisfechos y con energía y ganas de vivir.

No podemos provocarlos, pero si podemos disfrutarlos

¡Felices sueños!


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo