avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El Centro Médico Shaare Zedek de Jerusalén y el Hospital Assuta de Ashdod anunciaron hoy que ya no recibirán a pacientes con COVID-19 debido a la sobrecarga.

Mientras tanto, el director general del Ministerio de Salud, Hezy Levy, ordenó a todos los hospitales suspender las cirugías electivas y dedicar todos sus recursos a la respuesta a la pandemia, informó The Times of Israel.

“Esperamos terminar los próximos 10 días con un aumento de 200-300 pacientes graves, con respiradores o en estado crítico”, escribió Levy. “Les pido que traten esta situación como una situación de emergencia para el sistema de salud. Los hospitales deben suspender todos los procedimientos electivos y no esenciales”.

Según el Ministerio de Salud, además de Shaare Zedek y Assuta, las salas de coronavirus de varios hospitales del país han rebasado el 100% de su capacidad como Hadassah Ein Kerem de Jerusalén (129%) y Hadassah Monte Scopus (100%), Hospital Laniado de Netanya (120%) y el Centro Médico Sheba, Tel Hashomer (109%).

Jerusalén tiene la mayor cantidad de casos activos (5.637) con más de 3,000 diagnosticados en la última semana, mientras que Ashdod ocupa el tercer lugar a nivel nacional, con 1,878 casos de coronavirus.

De acuerdo a la dependencia sanitaria, un total de 3,157 miembros del personal médico están actualmente en cuarentena en todo el país, incluyendo 430 médicos y 889 enfermeras y enfermeros.

El comisionado de Israel contra el COVID-19 ordenó a los hospitales añadir nuevas salas de coronavirus y advirtió que las cifras del contagio están alcanzando niveles de “emergencia” y el país podría llegar a tener 600 muertes al mes.

Roni Gamzu dijo en una entrevista al Canal 12 israelí que teme que el número de pacientes graves con COVID-19 pueda llegar a 800 este fin de semana, una cifra que ha sido frecuentemente citada como el máximo que los hospitales israelíes pueden soportar.

Subrayó que al ritmo actual, Israel podría tener 20 muertes diarias, o 600 al mes, casi la mitad de la cifra nacional desde el comienzo de la pandemia.

“Cada día que tenemos 5,000 casos diagnosticados, significa que 25 personas están muriendo, también gente joven”, advirtió Gamzu en una entrevista con la emisora pública de Kan.

Hasta esta tarde, se han registrado 2,568 nuevos casos de coronavirus desde el domingo y un total de 188,760 casos acumulados. Cerca del 11 por ciento de las pruebas realizadas fueron confirmadas como positivas.

De los 51.503 casos activos, 1,348 personas están hospitalizadas, incluyendo 651 pacientes graves, de los cuales 160 están conectados a respiradores. El país ha registrado un total de 1,260 decesos desde el principio de la pandemia.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo