avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Al menos 3,277 nuevos casos de coronavirus se registraron este miércoles en Israel, de acuerdo con su Ministerio de Salud.

Con ello, suman 281,481 casos acumulados a lo largo de lo que va de la pandemia en el país. El martes se confirmaron un total de 4,688 contagios.

La cifra de muertes llegó a 1,824, mientras que la de personas que se han recuperado de la enfermedad es de 216,613.

Los contagios activos de coronavirus son actualmente 63,043, de los que 56,434 están aislados en su domicilio particular, 5,027 están aislados en hoteles y 1,582 están hospitalizados.

La mayoría de los pacientes con enfermedad activa están estables, en tanto que 306 están en estado moderado y 866 están graves, de los que 238 están intubados a ventilación mecánica.

Un total de 47,007 pruebas de detección de coronavirus se realizaron a lo largo de Israel el martes, de acuerdo con la dependencia gubernamental.

La tasa de positividad de las pruebas de detección de coronavirus registradas el martes, según el Ministerio de Salud de Israel, fue del 10.5 por ciento, la más baja desde mediados de septiembre, cuando dio comienzo el confinamiento nacional por COVID-19.

En las semanas recientes, la tasa de positividad llegó en Israel a picos de hasta el 15%, lo que sería un signo de un aparente freno que se le ha logrado poner a la epidemia con el confinamiento nacional.

Pese a este ligero descenso en los datos de la epidemia, el ministro de Salud de Israel, Yuli Edelstein, pidió cautela en su interpretación, como recientemente lo ha hecho también el primer ministro Benjamín Netanyahu, y exhortó a no realizar una reapertura de la economía fuera de lugar, informó el sitio The Times of Israel.

“Vemos el efecto inicial del confinamiento y la cantidad de casos confirmados disminuyendo”, dijo a la prensa en una visita al Centro Médico Shiba. “Al mismo tiempo, no recomendaría llegar a la conclusión de que se acabó, que ganamos y que reabriremos la economía. Es completamente obvio que necesitamos un largo período de tiempo para asegurarnos de que la situación sea como la queremos”.

“No tomaremos medidas [para aliviar el confinamiento] solo porque haya llegado una fecha determinada. Hoy tenemos razones preliminares muy leves para algún tipo de estímulo”, dijo Edelstein.

Advirtió contra las reuniones masivas en Simjat Torá, que comienza el viernes por la noche y se celebra tradicionalmente con bailes y congregaciones.

“Las Hakafot son un evento alegre, pero este año es un peligro terrible”, dijo respecto a los tradicionales rodeos alrededor de la Torá durante la festividad religiosa.

Edelstein aseguró que el gobierno de Israel tiene el objetivo de llevar a cabo 100,000 pruebas de detección de coronavirus por día para el mes de invierno. En promedio, con descensos significativos los fines de semana, la dependencia realiza actualmente alrededor de 60,000 pruebas de manera cotidiana.

“Con el uso de varios métodos, tendremos tecnologías que permitirán pruebas simultáneas de decenas de muestras, lo que mejorará el ritmo y nos llevará a 100.000 pruebas por día” antes del invierno, dijo Edelstein.

Añadió: “Nuestra capacidad para realizar una gran cantidad de pruebas rápidamente es lo que se interpone entre una economía cerrada y ciudades cerradas, y una situación de comercio e instituciones abiertas”.

Retomando un polémico tema que ha causado controversia en las recientes semanas, el gobierno de Israel aprobó este miércoles la extensión de las restricciones sobre las manifestaciones.

La decisión llega un día después de que el gobierno aprobó extender las regulaciones de emergencia que se encuentran en vigor con motivo de la pandemia.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo