avatar_default

Enlace Judío México e Israel – La cantante israelí Liraz Charhi, de ascendencia persa, lanzará el próximo mes un álbum que planeó colaborando en secreto con artistas iraníes, reveló al periódico británico The Guardian.

Liraz Charhi admitió en una entrevista que temía por las vidas de quienes trabajaron con ella desde la República Islámica de Irán, cuyo régimen es el mayor enemigo del Estado de Israel.

“Técnicamente, fue muy difícil”, dijo Charhi, de 42 años. “Pero emocionalmente, fue mucho más difícil. Sentí noche tras noche que estaba haciendo algo malo y que estas personas podrían ser arrestadas”.

Charhi, cuyos padres son originarios de Irán, explicó que durante mucho tiempo había querido trabajar con iraníes en un proyecto musical.

Para ello, Liraz Charhi se puso en contacto con artistas iraníes en línea, buscando cantantes, compositores y aquellos que pudieran tocar el tradicional instrumento de cuerda baglamá.

Muchos estaban ansiosos por trabajar con ella, aunque algunos insistieron en que no se usaran sus nombres reales. Otros que al principio estuvieron de acuerdo luego abandonaron el proyecto, incluso cambiando sus identidades en las redes sociales, dijo.

Un compositor iraní que solo dio su nombre profesional le dijo a The Guardian que era consciente de los riesgos que corría al trabajar en el álbum, para el que escribió y cantó canciones.

“Sé que es peligroso trabajar en este proyecto”, dijo Raman Loveworld. “Pero somos personas normales”.

Loveworld recordó su sorpresa cuando encontró por primera vez los videos de Charhi en Instagram.

“Me sorprendió: una chica de Israel con raíces persas”, dijo. “Muchas emociones, energía de su voz y sus ojos”.

Los músicos utilizaron aplicaciones de mensajería encriptada como Telegram para comunicarse y el dinero para el proyecto se transfirió a través de otros países como el Reino Unido y Turquía.

El resultado, su segundo álbum en persa, Zan (mujeres, en farsi), será lanzado por Glitterbeat Records el 13 de noviembre. Incluye temas de electro-dance y remixes del pop iraní de los setenta.

Un video musical de la canción Injah, que se incluye en el próximo álbum, se publicó recientemente en el canal oficial de YouTube de Charhi con letras en inglés, hebreo y persa.

Los padres de Charhi emigraron a Israel en 1970, cuando el país disfrutaba de fuertes relaciones con Irán bajo el régimen del shá Mohammad Reza Pahlaví​​​.

Una década después, eso cambió con la Revolución Islámica de 1979, que derrocó a la monarquía cercana a Israel y se instauró el régimen islámico de los ayatolas que hasta hoy gobierna, la cual mantiene una fuerte enemistad contra el Estado judío.

“Mis padres lucharon un poco por ser israelíes mientras echaban raíces detrás de ellos”, dijo Charhi. “Siguieron actuando como iraníes. Para mí, fue un gran agujero en mi corazón, un gran signo de interrogación. ¿Quién soy? ¿De dónde vengo?”

Charhi creció hablando farsi en casa y aprendió algo de Irán a partir de canciones e historias que le enseñaron sus padres, pero luego descubrió mucho más después de mudarse a Los Ángeles, donde se conectó con la comunidad estadounidense-iraní y aprendió sobre la cultura iraní de la década de 1970.

“Reconocí algo diferente en las voces de las cantantes. Llena de coraje, mucho más luchadora”, dijo.

Su primer álbum, “Naz”, fue un éxito menor en Irán y dijo que descubrió que las mujeres iraníes publicaban videos en las redes sociales de ellas mismas bailando sus canciones.

Aparte de su música, la herencia persa de Charhi ya ha jugado un papel importante en su carrera. Interpreta a una espía del Mossad en la serie de suspenso israelí Teherán.

Aunque Charhi nunca ha estado en Irán, se reunió con algunos de los artistas en Europa.

“Vaya, eso fue una locura”, recordó. “Mi mayor sueño era escribir música iraní con iraníes”, dijo. “Misión cumplida.”

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo