avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Sharon Elroi-Price, directora del departamento de salud pública del Ministerio de Salud de Israel, delineó este domingo el plan propuesto por el gobierno de Benjamín Netanyahu para el proceso de reapertura de la economía del país tras el segundo confinamiento por COVID-19 y evitar tener que llegar de nuevo a duras restricciones.

Durante una rueda de prensa, Elroi-Price presentó el plan de nueve etapas para la reapertura gradual, con intervalos de dos semanas, con el fin de monitorear el impacto en la tasa de contagios de coronavirus en Israel, informó el sitio The Times of Israel. El gobierno aún tiene que analizar su aprobación en los próximos días.

La primera etapa entraría en vigor cuando el índice de contagios descienda de los 2,000 casos diarios, probablemente a partir del 18 de octubre. Se abrirían los negocios que no reciben clientela, las playas y se permitirían las visitas a familiares. Se eliminaría la restricción de movimiento de un kilómetro desde los domicilios para necesidades no esenciales, incluyendo las restricciones a las protestas.

En la segunda etapa, cuando los niveles de contagio diario disminuyan a 1,000 en Israel, se abrirían las escuelas para primero a cuarto de primaria, se permitirá el funcionamiento de sinagogas con restricciones y se reactivaría la industria de la medicina alternativa.

Alrededor de las escuelas de Israel, Elroi-Price precisó que es poco probable que abran el próximo domingo, cuando se tiene previsto que se levanten las duras restricciones del confinamiento que se encuentra en vigor desde mediados de septiembre.

“Somos conscientes de que los lugares de trabajo no se pueden abrir sin los jardines de niños y los grados del uno al cuarto [también abriendo]”, dijo. “Estamos haciendo esto de manera mesurada y cautelosa para no tener que volver atrás”.

En la tercera etapa, cuando se reduzcan los contagios a 500 casos diarios en Israel, se abrirían los negocios que reciben clientela, como centros comerciales, mercados y gimnasios.

Durante la cuarta etapa, cuando se llegue a los 250 casos diarios, se abrirían los restaurantes y cafés.

En la quinta etapa se abrirían los hoteles y las albercas públicas a lo largo de Israel. Posteriormente se permitirían actividades culturales y los deportes de grupo. Se abrirían los teatros, cines y museos.

En la séptima etapa, los alumnos de 5 a 12 volverían a clases. En la octava se abrirían los salones de eventos y parques de diversiones, y en la novena etapa, prevista para fines de enero, se reabrirían los bares y se permitiría a las multitudes volver a los estadios para eventos deportivos.

“Esperaremos al menos dos semanas entre cada etapa. Vimos lo que sucedió en el confinamiento anterior cuando reabrimos muchas cosas simultáneamente y no debemos repetir ese error”, dijo Elroi-Price.

Sobre los datos que han indicado una clara y paulatina disminución de los contagios de coronavirus en Israel, Elroi-Price advirtió: “Las últimas cifras parecen alentadoras pero son del fin de semana y por lo tanto debemos ser cautelosos”.

“Aún no creemos que hayamos alcanzado la meta. Veremos las cifras de hoy y mañana y serán más representativas. Había habido un aumento continuo de pacientes graves hasta el cierre, y ahora eso se está estabilizando. Hay señales iniciales de control sobre el brote”, dijo Elroi-Price.

“Esperamos que con el control de la morbilidad disminuya el número de muertes y de pacientes críticos”, agregó.

Netanyahu dijo anteriormente que, aunque hay indicios de que las restricciones están reduciendo las tasas de infección, “necesitamos unos días más para considerar” aligerar el confinamiento en Israel.

Al defender las restricciones, Netanyahu dijo que “nos salvó de un aumento exponencial de la tasa de contagios, la mortalidad y las personas gravemente enfermas”, pero advirtió que era demasiado pronto para creer que la lucha contra el COVID-19 había terminado.

Cuando se levanten las restricciones en Israel, Netanyahu dijo, “abriremos negocios con hasta 10 empleados que no reciben clientes [en persona], abriremos preescolares”. Sin embargo, enfatizó que “lo haremos gradualmente en diferentes etapas, con precaución y con medidas claras para pasar de una etapa a otra”.

Hizo un llamado a los israelíes para que continúen adhiriéndose a las restricciones de virus. “Si actuamos correctamente, venceremos la enfermedad”, declaró.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo