avatar_default

(JTA) — La Asociación Argentina de Fútbol (AFA) adoptó la definición de antisemitismo desarrollada por la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA) el jueves pasado.

La AFA gobierna toda la actividad futbolística en Argentina.

Un día antes, la Universidad de Buenos Aires (UBA), la universidad más prestigiosa del país, hizo lo propio.

“Consideramos extremadamente importante que la UBA y la AFA hayan adoptado la definición de antisemitismo. En el caso del fútbol, ​​hay muchos precedentes de discriminación concreta por religión y por nacionalidad, entre otros, y esta decisión representa una herramienta para luchar contra el odio en nuestro principal deporte”, Víctor Garelic, vicepresidente de la organización sombrilla política judía argentina DAIA dijo a la Jewish Telegraphic Agency.

La definición de la IHRA llama al antisemitismo “una cierta percepción de los judíos, que puede expresarse como odio hacia los judíos” que está “dirigida hacia individuos judíos o no judíos y / o sus propiedades, hacia las instituciones de la comunidad judía e instalaciones religiosas”.

Pero también incluye “Negar al pueblo judío su derecho a la autodeterminación … al afirmar que la existencia de un estado de Israel es un esfuerzo racista” y “Hacer comparaciones de la política israelí contemporánea con la de los nazis”.

Las partes de la definición que incluyen han sido objeto de críticas en los últimos años, ya que algunos críticos han dicho que sofoca la libertad de expresión de manifestantes y activistas.

La cultura del fútbol de Argentina ha tenido su parte de controversias sobre el antisemitismo en los últimos años.

En 2018, los fanáticos del equipo de Atlanta fueron bombardeados con cánticos sobre “matar a los judíos para hacer jabón”, probablemente una referencia a la afirmación sin fundamento de que los nazis fabricaban jabón con cadáveres judíos.

A principios de este año, un jugador hizo un gesto antisemita mientras abandonaba el campo durante un juego.

La Universidad de Buenos Aires, que está a punto de cumplir 200 años, tiene más de 300.000 estudiantes repartidos en varias escuelas diferentes.

Cinco premios Nobel y 16 presidentes argentinos se encuentran entre sus graduados.

“La adopción de la definición de IHRA por la UBA será un faro para otras universidades de todo el continente y servirá como un baluarte contra la intolerancia y la incitación al odio”, afirmó Shimon Samuels, director de relaciones internacionales del Centro Simon Wiesenthal.

Desde 2002, Argentina es el único miembro latinoamericano de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto.

El Ministerio de Relaciones Exteriores del país adoptó la definición de la IHRA en 2018.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo