avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- Se esperaba que el jueves la Knéset votara abrumadoramente a favor del tratado de normalización con los Emiratos Árabes Unidos en una sesión que duraría varias horas.

Se esperaba también que los legisladores dieran un respaldo abrumador al acuerdo, pero la Lista Conjunta lo denuncia como un “acuerdo de armas” destinado a “socavar la lucha” de los palestinos, publicó The Times of Israel.

El debate de la Knéset comenzó a las 11 a.m. con declaraciones del presidente de la Knéset, Yariv Levin, después de lo cual el primer ministro Benjamin Netanyahu presentó el acuerdo. El líder de la oposición, Yair Lapid, también pronunció un discurso.

Luego, se abrió el debate para que cualquier miembro o ministro de la Knéset hablara por cuatro minutos. Se han inscrito unos 100 miembros, lo que significa que el debate podría durar más de seis horas.

Se espera que los legisladores apoyen abrumadoramente el acuerdo, y se cree que solo la Lista Conjunta se opondrá al mismo, llamándolo acuerdo de armas, no tratado de paz.

F 35

Se espera que Estados Unidos y los Emiratos Árabes Unidos firmen un acuerdo de armas junto con el acuerdo de normalización en las próximas semanas que verá a Washington suministrar al estado del Golfo, entre otras cosas, cazas furtivos avanzados F-35.

El miércoles, la diputada de la Lista Conjunta Aida Touma-Sliman condenó el acuerdo y dijo que estaba “destinado a socavar la lucha para poner fin a la ocupación y eliminar la posibilidad de establecer un estado palestino”.

La extrema derecha israelí también desconfía del acuerdo porque en él Jerusalén se compromete a “trabajar juntos para lograr una solución negociada al conflicto israelo-palestino que satisfaga las necesidades y aspiraciones legítimas de ambos pueblos”.

En el muy probable escenario de que la mayoría de los 120 legisladores de la Knéset voten a favor del tratado, este volverá al gabinete para su ratificación.

Una vez ratificado, el acuerdo entra en vigor para Israel, pero no se habrán establecido relaciones diplomáticas plenas entre los dos países hasta que los EAU también lo ratifiquen.

Los funcionarios emiratíes han comenzado el proceso de aprobación y ratificación del acuerdo, firmado por las dos partes en Washington el 15 de septiembre, pero no está claro cuándo concluirá.

Una vez que ambas partes hayan ratificado el acuerdo, el tratado será transmitido al secretario general de las Naciones Unidas para su registro en la Serie de Tratados de la ONU, un compendio masivo de tratados internacionales.

Paralelamente, funcionarios israelíes y emiratíes están negociando actualmente varios acuerdos bilaterales, incluida la apertura de embajadas y un régimen de visas que permita a los israelíes visitar los Emiratos Árabes Unidos.

El acuerdo llegó a la Knéset después de que los ministros lo aprobaran por unanimidad en una votación el lunes.

Después de esa votación, Netanyahu anunció que él y el líder de facto de los Emiratos Árabes Unidos, el príncipe heredero Mohammed bin Zayed Al Nahyan, hablaron durante el fin de semana y acordaron reunirse “pronto”, según una lectura de su conversación proporcionada por la Oficina del Primer Ministro.

Benjamín Netanyahu ofrece discurso delante de banderas de Israel y los Emiratos Árabes Unidos
El primer ministro Netanyahu se dirige al gabinete antes de votar sobre el tratado de paz con los Emiratos Arabes Unidos, 12 de octubre de 2020 (GPO)

La conversación fue la primera entre los dos desde que el 13 de agosto se anunció el acuerdo para normalizar los lazos entre los estados.

La lectura no especificó dónde se llevaría a cabo la reunión, pero Netanyahu dijo que esperaba recibir a una delegación de alto rango de los Emiratos Árabes Unidos en Israel.

Sería “una visita de reciprocidad” después del viaje del 31 de agosto a Abu Dhabi de una delegación israelí encabezada por el asesor de seguridad nacional Meir Ben Shabbat, dijo el primer ministro.

Un comunicado de la agencia oficial de noticias de los Emiratos dijo que Netanyahu inició la llamada y hablaron de “la progresión de las relaciones bilaterales en vista del acuerdo de paz que los dos países firmaron recientemente”.

No mencionó una reunión o visita recíproca.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo