avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El director médico de la firma estadounidense de biotecnología Moderna estimó que Israel podría recibir la propuesta de vacuna para COVID-19 de la compañía antes de junio de 2021, informó el sitio The Times of Israel.

“Todavía no tenemos un calendario preciso. Será en la primera mitad de 2021. Pero cuándo exactamente, en qué meses, todavía no podemos [decir]”, dijo el Dr. Tal Zacks, de origen israelí, al sitio de noticias Ynet, y agregó que “no puede prometer” que las vacunas se distribuyan en Israel en enero o febrero.

El primer ministro Benjamín Netanyahu anunció en junio que Israel firmó un acuerdo con Moderna para una futura vacuna contra el coronavirus, sin especificar la cantidad de dosis que se proporcionarían ni los detalles financieros del acuerdo.

Israel también está trabajando en su propia vacuna, y un experto afirmó el jueves que podría estar disponible en los próximos seis meses, posiblemente superando la versión estadounidense.

Moderna Inc. anunció previamente que la fecha más temprana en la que podría solicitar la autorización de su propia vacuna a los reguladores de EE. UU. sería el 25 de noviembre. Tanto Moderna como Pfizer están realizando ensayos clínicos de fase 3 desde julio y han producido ya algunas dosis.

Los expertos advierten que incluso cuando se aprueben las vacunas, pasarán muchos meses hasta que estén ampliamente disponibles. Y a diferencia de las vacunas contra otras enfermedades como el sarampión, los expertos creen que las vacunas COVID-19, cuando lleguen, no alcanzarán el 100 por ciento de efectividad.

A principios de esta semana, el ministro de Defensa, Benny Gantz, dijo que el Instituto de Investigación Biológica de Israel (IIBI) comenzará a probar su propuesta de vacuna contra el coronavirus en humanos a fines de mes.

El Dr. Amos Panet, miembro del consejo asesor sobre vacunas del IIBI, dijo el jueves a Ynet que la vacuna israelí se encuentra en una etapa “muy avanzada”.

“Los ensayos clínicos llevarán algún tiempo, pero junto con el Ministerio de Salud y en cooperación con los hospitales, estimo que progresará rápidamente”, dijo.

“Soy muy optimista y espero que en los próximos seis meses veamos una vacuna ‘blanquiazul’”, agregó Panet.

Dijo que la vacuna israelí, a diferencia de Moderna, se basa en modelos de vacunas probados y verdaderos, incluso para el Ébola. La versión israelí, que no es una inyección de ARNm, tampoco tiene los posibles inconvenientes asociados con la versión de la firma estadounidense, señaló Panet.

“Si tuviera que apostar mis fichas por algún tipo de vacuna, la pondría en el IIBI y no en la de Moderna”, dijo Panet.

Netanyahu en junio, al anunciar el acuerdo de Moderna, también puso sus esperanzas en una vacuna israelí.

“El Estado de Israel ha firmado un acuerdo con Moderna que nos permitirá comprar vacunas. La compañía está avanzando en el desarrollo y afirma que puede lograrlo a mediados del próximo año. Esperamos que tengan éxito, pero no tenemos ninguna garantía. Sin embargo, estamos interesados ​​en recibir estas vacunas rápidamente cuando se desarrollen. Esto nos coloca en una muy buena posición a nivel mundial.

“Por supuesto, continuaremos con nuestros esfuerzos aquí en el Estado de Israel, en el IIBI, y esperamos que también se logren resultados allí”, agregó Netanyahu.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo