avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Contradiciendo lo que sostuvo por semanas y desató polémicos ríos de tinta, el gobierno de Israel admitió este viernes que no se opondrá a la venta de cazas avanzados F-35 a su hoy aliado Emiratos Árabes Unidos.

Según un comunicado conjunto emitido por el primer ministro y el ministro de Defensa de Israel, Benjamín Netanyahu y Benny Gantz, respectivamente, “Israel no se opone a la venta de estos sistemas a EAU”.

Esto, señalaron, a razón de que “debido a que EE. UU. está actualizando las capacidades militares de Israel y manteniendo su ventaja militar cualitativa”.

El comunicado indicó que en la visita hecha por Gantz a EE. UU. este jueves, el gobierno de Donald Trump le comunicó sus planes de notificar al Congreso de su intención de “proveer de ciertos sistemas de armamento” a los EAU.

Según dijeron funcionarios israelíes al portal Axios, el gobierno de Trump está planeando notificar al Congreso en los próximos días sobre este acuerdo militar con EAU, que ha sido una prioridad para el país árabe.

En el marco de esta visita, Gantz se reunió con su homólogo estadounidense, Mark Esper, y ambos firmaron una declaración conjunta en la que EE. UU. reafirmó su compromiso con mantener la superioridad militar de Israel en el Medio Oriente.

Dicho documento fue logrado luego de continuas discusiones entre el Ministerio de Defensa de Israel y el Pentágono desde hace un mes cuando Gantz efectuó una visita a Washington, de acuerdo con el comunicado emitido este viernes.

“El ministro de Defensa [Gantz] discutió los entendimientos logrados con EE. UU., que permitirán la adquisición de sistemas de armamento avanzado que significarán una actualización de las capacidades militares de Israel, mantendrán su seguridad y su ventaja militar en la región, así como su ventaja militar cualitativa en las próximas décadas”, se señaló.

Por su parte, la Oficina del Primer Ministro de Israel precisó en otro comunicado que esta decisión “no es parte del acuerdo de paz con los EAU” y que las negociaciones al respecto iniciaron hace apenas un mes.

Poco después, Gantz aseguró en un mensaje que Netanyahu “ocultó” a las autoridades de seguridad de Israel, incluido él, las negociaciones sobre la venta de armamento avanzado de EE. UU. a EAU.

Unos días después de que EAU e Israel, bajo el amparo de EE. UU., anunciaron que iniciarían un proceso normalización de relaciones diplomáticas, un reporte del periódico Yedioth Ahronoth causó conmoción: el pacto implicaría que EE. UU. vendería cazas F-35 y más armamento avanzado al país árabe a cambio de hacer la paz con Israel.

Por el momento, Israel es el único país del Medio Oriente que posee los poderosos cazas furtivos, los más avanzandos de la flota aérea militar de EE. UU.

La información fue rápidamente negada por Netanyahu, que calificó como “falsa”, rechazando que hubiera dado en absoluto su consentimiento y causó debate en Israel, ante el compromiso de décadas norteamericano de mantener la superioridad militar del país en la región de cara a sus vecinos.

Aunque el gobierno de Israel continuó sosteniendo que se opondría a todo acuerdo que pudiera perjudicar su superioridad militar en Medio Oriente, el gobierno de EE. UU. mantuvo por semanas una postura más abierta e incluso Trump llegó a asegurar que “no tendría problema” alguno en venderle F-35 a EAU.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo