avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Pasó con una persona que era muy inteligente y el rey quiso ponerlo a prueba metiéndolo en la cárcel, para analizar cuál iba a ser su comportamiento dentro de ésta. A los pocos días de estar en la cárcel, el rey vino a visitarlo y se dio cuenta de que este hombre no se veía triste ni preocupado; era evidente que no estaba sufriendo, sino al contrario, ¡estaba contento!

El rey quiso saber la receta de este hombre para no sufrir dentro de la cárcel.

Aquel hombre dijo lo siguiente al rey:

—Antes de entrar a la cárcel, tomé cinco productos especiales para no sufrir y no sentir ninguna amargura…

Y estos son:

1. La seguridad que tengo en D-os de que puede salvarme, incluso contra el rey, ya que, si D-os quiere, me saca de aquí aunque el rey haya dicho lo contrario, porque Él es el Rey de reyes.

2. Saber que si estoy aquí es por algo incorrecto que hice, y la regla dice: “No hay castigo sin que haya habido pecado”. Y estoy seguro de que en el momento que mejore mis actos, D-os ya no tendrá que castigarme.

3. Sé que este castigo es para mí un bien, ya que los castigos que D-os manda son para limpiar nuestra alma, la que hemos ensuciado con nuestras malas acciones.

4. Pensar que D-os podía mandarme peores castigos y sólo me mandó este pequeño.

5. Sé que la salvación de D-os puede venir de un momento a otro.

Todos estos ingredientes los tomé antes de entrar a la cárcel y cada rato vuelvo a ingerirlos. Con esto estoy tranquilo y feliz, incluso dentro de la cárcel.


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo