avatar_default

El ministro de Salud de Israel, Yuli Edelstein, anunció este domingo que la duración de la cuarentena obligatoria en el país se reducirá de 14 a 12 días para un período de prueba de dos meses.

El funcionario precisó que el equipo profesional de la dependencia gubernamental formulará el plan detallado sobre este recorte en los próximos días.

El programa piloto de esta reducción en los días de cuarentena obligatoria se extenderá hasta el próximo 31 de diciembre de 2020.

“Nuestro objetivo es permitir la máxima libertad con el mínimo de riesgo para la salud pública”, manifestó Edelstein al comunicar la decisión del Ministerio de Salud de Israel.

Uno de los obstáculos para implementar esquemas de recorte a los días de cuarentena en Israel es la disposición necesaria de kits de pruebas de detección de coronavirus, de acuerdo con el sitio Ynet.

Esto debido a la necesidad de que se realice al menos una prueba para descartar que la infección de coronavirus continúe en el paciente en aislamiento.

Bajo el esquema actual de los 14 días de cuarentena obligatoria implementado en Israel, no es necesario que la persona aislada se someta a ningún tipo de prueba de detección de coronavirus luego de concluido el período.

Ynet reportó que la salida de la cuarentena bajo este nuevo esquema de los 12 días estaría sujeta a pruebas de detección de coronavirus, sin que por el momento esté definido por completo esto.

La semana pasada, el comisionado saliente del gobierno israelí para COVID-19, Ronni Gamzu, formuló una propuesta para reducir la cuarentena obligatoria a solo 10 días.

Sin embargo, la propuesta del profesor Gamzu fue rechazada por el gobierno de Israel.

Gamzu propuso que bajo el esquema de los 10 días de cuarentena obligatoria, se tomase una prueba de detección al entrar en aislamiento, otra al tercer o quinto día y otra más al séptimo o décimo día.

Previo al anuncio del Ministerio de Salud sobre la reducción del período de cuarentena, el gobierno aprobó el endurecimiento de las multas para los infractores de las normas sanitarias.

La multa para una empresa o servicio público que opere en incumplimiento de las restricciones gubernamentales por COVID-19 aumentará de 1,400 dólares a casi 3,000 dólares.

En tanto que la multa por realizar un evento, fiesta, reunión pública, evento cultural o festival que infrinja las restricciones por COVID-19 aumentará de casi 3,000 dólares a unos 5,800 dólares.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo