avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Amanece un día más en el estado de Israel, 9 millones de personas despiertan con la motivación de tener un buen día; sí, es cierto, hay muchos desafíos y una sociedad dividida, pero también existe una cultura trabajadora y muy progresista.

Temprano por la mañana los periódicos nacionales ya están a la venta y su diversidad es inmensa, están los que defienden al gobierno y al Primer Ministro a capa y espada, y los que lo atacan ferozmente desde la primera plana, ver este contraste en la prensa es prueba fehaciente de que existe apertura y civilización, sin duda alguna, en el Estado de Israel hay una auténtica libertad de expresión.

El día camina, y con el, caminan también los millones de habitantes que a diario se dirigen a la escuela o al trabajo.

Puede que el judío secular no esté de acuerdo con que el judío ortodoxo pase el día estudiando en vez de ponerse a trabajar, y puede que el judío ortodoxo no esté de acuerdo con la vestimenta atrevida que alguna mujer secular eligió para ese día, pero da igual, lo que en Israel siempre hay es prisa, así que no hay tiempo para detenerse a dialogar.

Hay algunos jóvenes que portan una kipá tejida y con ella, están mostrando también su ideología, ellos piensan que todos los judíos deben de ir al ejército, porque si, son judíos pero también son sionistas.

En cambio, los hombres de kipá negra tienen su interés concentrado en la religión, su día y su energía está enfocado en el estudio de la Torá, ese es su campo de batalla, y así se genera un debate que nunca concluye en nada. De cualquier forma, el joven de kipá tejida y el joven de kipá negra esperan el transporte público juntos de igual manera.

Dice el dicho que donde hay dos judíos hay 3 opiniones distintas, y en el estado de Israel eso se puede comprobar en cada esquina.

Por otro lado, los noticieros internacionales hablan constantemente del conflicto entre israelíes y palestinos, y efectivamente es un conflicto latente, sin embargo, la gran mayoría de los habitantes quieren olvidar la política y ponerse a trabajar, pues destinar la energía en temas políticos no lleva el pan a la mesa, así que todas las mañanas, tanto árabes como judíos se dirigen a abrir sus negocios, empresas y tiendas.

En los barrios de Jerusalem uno puede perderse en los mercados y pasar del mercado judío al mercado árabe sin darse cuenta, podemos encontrarnos al judío que vende burkas y turbantes para la población árabe, y a árabes que venden playeras con textos en hebreo, candelabros y otros artículos judíos sagrados, y es que no hay ideologías a la hora de vender, lo importante es tener un buen artículo que ofrecer a los más de 4 millones de turistas que cada año visitan Jerusalem.

Por otro lado, Israel es un país que padece el terrorismo enemigo, pero a pesar de ello en las calles hay armonía, todos los transeúntes confían en que el de al lado no sea un terrorista.

De este modo las murallas de Jerusalem ven transitar a diario a una sociedad compleja pero bastante motivada, sin embargo Israel va mucho más allá de aquella ciudad dorada, y se extiende por colinas, valles y desiertos hasta llegar al mar: Sin duda existen muchas playas en el mundo, pero en ningún otro país se puede ver la diversidad que existe en Tel Aviv, pues mientras hay mujeres en bikini que libremente toman el sol, hay mujeres completamente cubiertas que intentan refrescarse en un día de extenuante calor.

Sí, hablar de la sociedad israelí es hablar de distintas religiones e ideologías, es hablar de razas, culturas y hasta posturas políticas. Pero cuando el sol sale todos guardan su manera de pensar, pues hay un día por delante y las ideologías no son una prioridad.

Así, con este crisol en la sociedad, la población israelí se define feliz, de hecho, en el informe mundial de la felicidad 2020 Israel está catalogado como el onceavo país con población más feliz, y es que es ese el verdadero objetivo, los israelíes prosperan y son felices a pesar de su desafiante realidad, queda comprobado: la diversidad social, racial, religiosa y cultural puede generar un genuino bienestar.


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo