avatar_default

(JTA) – La administración Trump ha elegido al rabino Lightstone como primer líder de un fondo de inversión estadounidense destinado a promover la paz árabe-israelí: un rabino de derecha que una vez recaudó fondos para un grupo político israelí tan extremista que incluso líderes prominentes pro-Israel han cortado sus vínculos.

El rabino Lightstone encabezará el Fondo Abraham, generando alarmas entre los demócratas, quienes dicen que la administración Trump está cometiendo burrowing con ello, como se le conoce en el argot estadounidense a la actividad de designar a aliados políticos en posiciones burocráticas sensibles.

El rabino Aryeh Lightstone, asesor principal de David Friedman, el embajador de Estados Unidos en Israel, encabezará el Fondo Abraham, dijeron fuentes a The Jewish Telegraphic Agency.

El fondo es una consecuencia de los recientes acuerdos de normalización, llamados Acuerdos de Abraham, entre Israel, los Emiratos Árabes Unidos y Baréin.

Uno de los primeros proyectos del fondo será modernizar los puntos de control que utilizan los palestinos de Judea y Samaria (Cisjordania) para cruzar a Israel, lo que, según la agencia, facilitará su viaje.

Los demócratas del Congreso levantaron las alarmas sobre el nombramiento de Lightstone, diciendo que representa otro ejemplo de cómo Trump comete burrowing antes de dejar el cargo. En este caso, dijeron, el nombramiento vincula a EE. UU. con los asentamientos de Israel, a la que se opone el presidente electo  Joe Biden.

A diferencia de los nombramientos políticos, que los nuevos presidentes siempre reemplazan, colocar a alguien en un puesto de carrera como el que se le asigna al rabino Lightstone requiere un proceso más oneroso.

“Ahondar en un rol que tiene un poder de decisión importante, utilizando recursos de los contribuyentes, en esa parte del mundo no puede hacerlo alguien claramente partidista”, dijo un asistente de la Cámara que, como todos los entrevistados para este artículo, solicitó anonimato porque el nombramiento del rabino Lightstone aún no es oficial.

Lightstone, de 40 años, tiene experiencia en organizaciones judías sin fines de lucro, incluida la Unión Ortodoxa y el Consejo Nacional para la Juventud de la Sinagoga. Es un ex director ejecutivo de Shining Light, una entidad de recaudación de fondos de EE. UU. con vínculos con la derecha de Israel.

Shining Light una vez le dio $ 1 millón a Im Tirtzu, un grupo de ataque político que durante mucho tiempo ha dirigido duras críticas a los activistas liberales israelíes. Las actividades de Im Tirtzu llevaron a John Hagee, el prominente pastor de derecha pro-Israel, a distanciarse del grupo hace mucho tiempo. Un juez israelí dictaminó que no es difamatorio caracterizar a Im Tirtzu como fascista.

El rabino Lightstone está cerca del círculo judío de asesores de Trump. A principios de este año ofició la boda del principal asesor de inmigración de Trump, Stephen Miller, y Kate Waldman, asistente del vicepresidente Mike Pence, que tuvo lugar en el Trump International Hotel.

20 de septiembre de 2019, el asesor principal de la Casa Blanca del presidente Donald Trump, Stephen Miller y Katie Waldman secretaria de prensa del vicepresidente Mike Pence. (Foto AP / Patrick Semansky)

Cuando fue nombrado para el puesto de la embajada bajo Friedman, los expertos en ética cuestionaron si el trabajo gubernamental del rabino Lightstone se vería influenciado por sus vínculos financieros.

Además de preocuparse por su orientación ideológica, a los demócratas del Congreso les preocupa que Lightstone carece de las habilidades profesionales para trabajar en el desarrollo.

La administración Trump dijo que el rabino Lightstone, que tiene experiencia en negocios y estuvo involucrado en los acuerdos de normalización entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Sudán, es la persona adecuada para el puesto. Un alto funcionario de la administración dijo que el trabajo consiste en ser un “hacedor de lluvia” que atrae inversiones, y que un vasto equipo de economistas y otros expertos lo respaldarán.

La embajada no respondió a una solicitud de entrevista con Lightstone.

Los demócratas temen que el impulso de Trump para ocupar el puesto refleje la loca carrera de su administración para poner en marcha cambios que la administración de Biden encontrará difícil de deshacer. Un funcionario le dijo a CNN esta semana que, especialmente cuando se trata de política exterior, una meta es provocar tantos incendios que Biden tendrá dificultades para apagarlos todos.

La actividad del burrowing representa una herramienta. En un ejemplo destacado, Trump nombró a Michael Ellis como consejero general de la secreta Agencia de Seguridad Nacional justo después de las elecciones. Ellis era parte de un equipo de partidarios que intentaron sabotear la investigación de Robert Mueller sobre la influencia rusa en las elecciones de 2016. La impresión entre los demócratas es que Trump está intentando crear un “estado profundo” de burócratas ideológicos para socavar a Biden, reflejando lo que él imagina que plagó su propia administración.

El alto funcionario de la administración negó que el rabino Lightstone, quien continuará funcionando como asistente principal del embajador, actuaría con caga ideológica en su nuevo cargo.

El funcionario dijo sobre Lightstone que tiene reputación de ser agradable y sociable.

Trabajadores palestinos ingresan al puesto de control de Qalandiya en el norte de Jerusalen el 16 de abril de 2019 (Adam Rasgon / Times of Israel).

El funcionario dijo que el rabino Lightstone ha sido fundamental para que las empresas estadounidenses inviertan en empresas conjuntas entre Israel y otros países de Oriente Medio, aunque no dio detalles.

Los demócratas del Congreso alarmados por el nombramiento planificado de Lightstone dijeron que no tenían ningún problema con el Fondo Abraham en general como una extensión de la agenda que Jared Kushner, yerno y asesor del presidente de Estados Unidos Donald Trump, ha estado avanzando: promover los lazos comerciales entre Israel y los países árabes.

Pero encontraban preocupante que la administración adjuntara el fondo al banco de desarrollo del gobierno, la US International Development Finance Corp., que, según dijeron, debe funcionar sin afiliación política o ideológica para ser eficaz en tierras a veces volátiles.

“No entiendo que la seguridad fronteriza o los puntos de control caigan bajo la Corporación Financiera de Desarrollo”, dijo un asistente del Senado. El banco se estableció el año pasado, combinando dos agencias de desarrollo más antiguas: Overseas Private Investment Corp. y Development Credit Authority.

Development Finance Corp. dice en su sitio web que “se asocia con el sector privado para financiar soluciones a los desafíos más críticos que enfrenta el mundo en desarrollo hoy”. Sus inversiones, dice la autoridad, “sirven como fuerzas estabilizadoras en los países en desarrollo de todo el mundo, incluidos algunos de los países y regiones más pobres del mundo afectados por conflictos”.

A la pregunta si financiar la infraestructura israelí en Judea y Samaria no era inherentemente ideológico, el alto funcionario de la administración Trump dijo que el banco tiene entre sus mandatos la política estadounidense y la actualización y mejora de los puntos de control se ajusta a la política estadounidense actual.

Un alto funcionario de la administración dijo que las mejoras en los puestos de control tenían como objetivo mejorar la vida de los palestinos y no, como dicen los palestinos, fortalecer una infraestructura que refuerce la presencia de Israel en Judea y Samaria.

“Tengo 200.000 palestinos entrando a Israel que esperan un promedio de dos a tres horas todos los días en los puntos de control”, dijo el funcionario. “Si puedo actualizar eso, que no cuesta mucho dinero, y me toma 30 segundos, estoy ampliando 400,000 horas de trabajo al día”.

Israel ha mejorado los puestos de control en los últimos años y los trabajadores a menudo cruzan la frontera en un período de tiempo mucho más corto.

En el nuevo cargo, Lightstone tendría su sede en Israel, una ubicación que los demócratas han cuestionado. La mayoría de los países que serían el objetivo del Fondo Abraham no tienen vínculos con Israel, que tiene una economía sólida y moderna y no necesita ayuda para el desarrollo.

Aparte del plan de mejora del punto de control, el Fondo Abraham, según el personal del Congreso informado sobre el fondo, está buscando inversores para la exploración de gas natural de Israel.

El funcionario de la administración Trump dijo que Israel tenía vínculos informales con muchos de los países objetivo y que los proyectos futuros se enfocarían en países en desarrollo.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí