avatar_default

Benjamín Netanyahu anunció que Israel y la farmacéutica AstraZeneca llegaron a un entendimiento y estarían afinando los últimos detalles para la adquisición de su vacuna contra COVID-19. Se espera que Israel compre 10 millones de dosis de la vacuna, que servirían a un total de 5 millones de sus ciudadanos.

Al menos 417 nuevos casos de coronavirus se registraron este viernes en Israel. Suman 327,748 casos acumulados y 2,744 muertes, mientras que los contagios activos son 8,460 y 318 pacientes están graves, de los que 139 están en condición crítica y 123 están intubados a ventilación mecánica.

El gobierno de Israel aprobó una recomendación del Ministerio de Salud para imponer confinamientos en las localidades de Nazaret e Isfiya, en el norte del país, debido a sus altas tasas de contagio de coronavirus.

Desafiando al gobierno y como signo de desesperación ante la crisis, 7 centros comerciales a lo largo de Israel reabrieron sus instalaciones para reanudar operaciones, cerradas desde mediados de septiembre debido al segundo confinamiento por COVID-19.

Luego de que esta semana la polarización entre simpatizantes y opositores a Netanyahu salpicó con fuertes insultos a la familia de un soldado caído, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel intervino de manera inusual en la política nacional. En una columna difundida por el portavoz militar, titulada “No se metan con los dolientes”, Aviv Kohavi exhortó a los israelíes a no arrastrar el duelo de las familias israelíes que han perdido a seres queridos en servicio a las disputas políticas.

Netanyahu fue sometido a exámenes médicos de rutina en el Centro Médico Shaare Zedek, en los que se le detectaron dos pólipos en el colon que fueron removidos con éxito, según dio a conocer su oficina, que afirmó que la salud del mandatario está en excelente condición. Durante sus exámenes médicos, en los que Netanyahu tuvo que ser sedado, el ministro de Defensa, Benny Gantz, asumió temporalmente el cargo de primer ministro.

Jonathan Pollard, el judío norteamericano que espió a Estados Unidos para Israel en los años 80, quedó libre este viernes luego de expirar sus 5 años de libertad condicional, que fueron antecedidos de 30 en prisión, como resultado de una condena por delitos de espionaje. Se espera que se traslade pronto hacia Israel.

 


Selección de noticias y guión: Germán Gómez

Locución y realización: David Crespo Neira

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí