avatar_default

Los palestinos condenaron la visita del secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo al asentamiento de Psagot en Judea y Samaria (Cisjordania) que tuvo lugar el jueves.

También condenaron la decisión anunciada por Pompeo de que la administración de Donald Trump considerará los bienes fabricados en los asentamientos en Judea y Samaria como productos “Hecho en Israel”.

La Autoridad Palestina dijo que “condena enérgicamente” la visita de Pompeo a “un asentamiento construido en tierras palestinas en Jabal al-Tail en al Bireh”, recogió The Jerusalem Post.

Refiriéndose al anuncio de Pompeo de que EE. UU. ahora comenzará a etiquetar productos de cualquier área bajo control israelí como “hechos en Israel”, el portavoz del presidente de la Autoridad Palestina, Nabil Abu Rudaineh, dijo que la decisión es un “desafío flagrante a todas las decisiones de legitimidad internacional”.

La decisión “es una continuación de las decisiones de esta administración, que insiste en la participación activa en la ocupación de tierras palestinas”, dijo. “Esta medida de EE. UU. no legitimará los asentamientos israelíes, que desaparecerán tarde o temprano”.

Abu Rudaineh pidió a la comunidad internacional, específicamente al Consejo de Seguridad de la ONU, “asumir sus responsabilidades e implementar sus decisiones, especialmente la última resolución, la 2334, que vino con la aprobación de la anterior administración estadounidense”.

Adoptada el 23 de diciembre de 2016, la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU establece que la actividad de asentamientos de Israel constituye una “violación flagrante” del derecho internacional y “no tiene validez legal”. Exige que Israel detenga esa actividad y cumpla con sus obligaciones como potencia ocupante en virtud del Cuarto Convenio de Ginebra.

El Consejo Nacional Palestino, el cuerpo legislativo de la OLP, denunció la visita de Pompeo a Psagot como un “precedente peligroso”. En un comunicado, describió la visita como una “afrenta estadounidense a las resoluciones internacionales” y pidió a la comunidad internacional que condene “esta visita colonialista”.

Hanan Ashrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la OLP, al comentar sobre la visita de Pompeo a Psagot, escribió en Twitter: “Tanto Pompeo como el embajador de EE. UU. en Israel [David Friedman] están invadiendo tierras palestinas robadas por Israel para su empresa colonial de colonos ilegales. Ya has hecho mucho daño. ¡Lárgate!”.

En un comunicado, la funcionaria detalló: “La visita del secretario de EE. UU. a la Cisjordania ocupada es un último esfuerzo de la administración estadounidense saliente para afianzar su patrón de criminalidad, ilegalidad y complicidad directa en la colonización de Palestina y el despojo de nuestro pueblo.

“También es una explotación cínica por parte del señor Pompeo promover sus propios objetivos políticos personales como la nueva cara de los ideólogos de extrema derecha en EE. UU.”, agregó.

Además de criticar a la administración estadounidense saliente, Ashrawi también señaló que los productos fabricados en Judea y Samaria contradicen directamente el derecho internacional, diciendo que “etiquetar productos fabricados dentro de asentamientos israelíes ilegales como ‘fabricados en Israel’ o ‘productos de Israel’ es una política escandalosa e ilegal equivalente al reconocimiento de facto de la anexión por parte de Israel de la mayor parte de Cisjordania“.

“Es un intento de legitimar el robo de tierras palestinas y el saqueo de los recursos palestinos que va en contra de los principios fundamentales del derecho internacional y el consenso global”, afirmó Ashrawi.

“Además, el pronunciamiento de hostilidad de Pompeo contra los estados y las organizaciones internacionales que etiquetan adecuadamente los productos de los asentamientos israelíes es una afrenta a las obligaciones de la comunidad internacional en virtud de la ley, incluida la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU. Estos productos son producto del robo. Deben ser boicoteados, no tolerados”.

Hamás también condenó la visita de Pompeo a Psagot y la decisión de EE. UU. con respecto a los productos de los asentamientos.

La decisión de etiquetar los productos de los asentamientos como “hecho en Israel” fue un “intento desesperado de legalizar los asentamientos”, dijo el portavoz de Hamás, Abdel Latif Qanou. Acusó a la administración Trump de “complicidad en el robo de nuestra tierra por parte de la ocupación y agresión a nuestro pueblo”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí