avatar_default

Enlace Judío – El primer vuelo comercial israelí a los Emiratos Árabes Unidos aterrizó en Dubái el martes, sobrevolando de paso Arabia Saudita después de recibir un permiso de último momento por parte de la monarquía árabe.

El vuelo de Israir tomó poco más de tres horas, menos de la mitad del tiempo que tomaría si no hubiera tenido acceso al espacio aéreo de Arabia Saudita, y marcó un hito importante en los lazos florecientes entre Israel y sus nuevos aliados del golfo Pérsico, recogió The Times of Israel.

“Un día verdaderamente festivo”, dijo Hagi Kenaan, el capitán del avión, en una llamada telefónica con el primer ministro Benjamín Netanyahu. “Es un gran privilegio llegar a este momento”.

El primer ministro respondió que el vuelo era la “encarnación de la paz”.

“Hoy también vemos los frutos de la paz. Cuando aterrizamos en Israel, aplaudimos. También aplaudo su aterrizaje en Dubái gracias a nuestro maravilloso acuerdo de paz, y habrá más. Grandes felicitaciones, que continúen una y otra vez”, dijo Netanyahu, según un comunicado de su oficina.

Riad no otorgó permiso para que el avión atravesara el espacio aéreo saudí hasta el lunes por la noche, lo que generó preocupaciones sobre la cancelación del vuelo.

“Se podría decir que desde hace una semana no habíamos dormido hasta que supimos que habíamos recibido todas las autorizaciones”, dijo Gil Stav, vicepresidente de ventas y marketing de Israir, al Canal 13 de Israel.

Y agregó: “Ahora podemos volar hoy y realizar este vuelo histórico y también realizar muchos más vuelos después”.

A pesar de los comentarios de Stav sobre vuelos adicionales, el permiso de Riad solo sería válido durante los próximos cuatro días y solo cubre vuelos a Dubái, una concesión limitada de manera significativa a lo que Netanyahu había prometido hace semanas.

El permiso solo se aprobó después de una oleada de actividad diplomática, incluida la intervención de EE. UU.

Los funcionarios israelíes se habrían comunicado con Jared Kushner, el asesor principal y yerno del presidente de los EE. UU., Donald Trump, que viajará a Arabia Saudita esta semana, para presionar a Riad sobre el asunto, según el sitio Ynet, que citó a un funcionario familiarizado con el tema.

La visita de Kushner es un aparente último esfuerzo por negociar un acuerdo de normalización entre Arabia Saudita e Israel. Se reunirá con el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, en Neom, la ciudad del Mar Rojo donde Netanyahu supuestamente celebró la semana pasada una reunión secreta con el príncipe y el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo.

Pese al presunto esfuerzo hecho por Israel, de que el funcionario de más alto rango del país haya visitado el territorio del país árabe, Arabia Saudita habría dejado en claro que no irá por el momento adelante con una normalización.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí