avatar_default

El Ministerio de Relaciones Exteriores de República Checa anunció que establecerá una oficina diplomática que será parte de “los esfuerzos para fortalecer aún más las relaciones checo-israelíes”, pero enfatizó que “no se trata de abrir una nueva embajada”.

Está previsto que la oficina diplomática se abra en la primera mitad de 2021, en sustitución del consulado honorario checo en Jerusalén, de acuerdo con The Jerusalem Post.

Será una rama de su embajada en Tel Aviv, con uno de los diplomáticos de la embajada trabajando desde la oficina, y permitirá a los ciudadanos checos solicitar documentos de viaje en Jerusalén.

La nueva oficina será una entidad separada de la Casa Checa existente en Jerusalén, que promueve la cultura y el comercio checos y tiene una oficina en la que el embajador puede celebrar reuniones en la capital.

La declaración checa aclaró que “el establecimiento de esta oficina no tiene nada que ver con el proceso de paz en curso en el Medio Oriente, no anticipa sus resultados ni cambia la posición checa a largo plazo en este proceso”.

El canciller de Israel, Gabi Ashkenazi, habló con su homólogo checo, Tomáš Petříček, y le agradeció la decisión, que el funcionario israelí calificó de ser “un símbolo de la gran amistad entre la República Checa e Israel y la asociación estratégica entre los países”.

“Esta decisión es un mensaje claro para las naciones del mundo: Jerusalén es la capital del pueblo judío y del Estado de Israel y seguirá siendo nuestra capital para siempre“, agregó Ashkenazi.

Los únicos países que tienen embajadas en Jerusalén son EE. UU. y Guatemala. En los últimos meses, Kosovo, Serbia, República Dominicana y Malaui han dicho que planean seguir estos pasos.

La decisión checa se produjo casi dos meses después de que el presidente del país, el primer ministro, el canciller, el ministro de Defensa, el ministro del Interior y el presidente del parlamento checos emitieran una declaración conjunta comprometiéndose a “fortalecer aún más nuestra representación en Jerusalén”.

El presidente checo, Miloš Zeman, ha buscado durante más de dos años trasladar la embajada de su país a Jerusalén, pero el primer ministro checo, Andrej Babis, ha dicho que el país no romperá con la posición de la Unión Europea, que se opone a reconocer a Jerusalén como capital de Israel y a traslados de embajadas ahí desde Tel Aviv.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí