avatar_default

Enlace Judío- Universal Music ha adquirido todo el catálogo editorial de Bob Dylan en un acuerdo de nueve cifras, el último indicador de la creciente valoración de los derechos musicales en la era del streaming.

El acuerdo, que abarca seis décadas de éxitos del cantante y compositor judío estadounidense, tales como “Blowin’ In The Wind” y “The Times They Are a-Changinbo’”, valoró el catálogo en cientos de millones.

Universal, el sello musical más grande del mundo, calificó el trato como el “acuerdo de publicación de música más importante de este siglo”, pero se negó a revelar el precio.

Dylan, cuya aclamada composición ganó el Premio Nobel de Literatura en 2016, no vendió formalmente en si su catálogo.

Más bien, el renombrado cantautor había estado en conversaciones con Jody Gerson, director ejecutivo de la rama editorial de Universal Music, durante años, según personas cercanas a la situación.

A diferencia de muchos otros grandes artistas, Dylan poseía los derechos de publicación de su música, que fue administrada fuera de EE. UU., por Sony / ATV Publishing.

Un catálogo icónico como el de Dylan genera ingresos durante décadas a medida que sus canciones continúan transmitiéndose, reproduciéndose en la radio o utilizándose en películas y anuncios.

El valor de poseer música ha aumentado en los últimos años a medida que la transmisión revivió la industria. Universal Music se valoró en 30 mil millones de euros en una venta de participación el año pasado, muy por encima de los 6 mil 500 millones de euros que SoftBank había ofrecido por ella en 2013.

Grupos como Hipgnosis, que cotiza en el Reino Unido, se han apresurado a comprar derechos musicales, ya que las canciones populares proporcionan un flujo de ingresos predecible a los inversores.

A medida que la transmisión se ha generalizado, millones de nuevos fanáticos pueden descubrir y reproducir éxitos más antiguos.

La pandemia solo ha acelerado la fiebre del oro, ya que la transmisión en Spotify y otras plataformas ha aumentado durante los confinamientos provocados por la pandemia de coronavirus.

Al mismo tiempo, los acuerdos de derechos musicales se han acelerado a medida que los artistas que escriben sus canciones han buscado vender sus regalías para reemplazar la pérdida de ingresos por giras, dijo Michael Sukin, un abogado de la música desde hace mucho tiempo que ha trabajado con la propiedad de Elvis Presley.

“Los múltiplos disponibles para la publicación de catálogos son, en promedio, más altos de lo que los he visto”, resaltó Sukin, y señaló que las bajas tasas de interés han atraído a los inversores a los derechos de autor de la música como un activo alternativo.

La semana pasada se reveló que Stevie Nicks vendió una participación en su catálogo editorial por 100 millones de dólares a Primary Wave, mientras que el mes pasado el catálogo de Taylor Swift vendió al grupo de capital privado Shamrock por más de 300 millones de dólares.

Aunque no desglosa los detalles de los acuerdos individuales con artistas, Hipgnosis ha informado que gastó 560 millones  de libras para comprar 42 catálogos, por un total de alrededor de 10 mil canciones, en el año hasta marzo de 2020 de acuerdo a información de Financial Times.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí