(JTA) – Los residentes y el personal de un hogar de ancianos judío donde decenas de residentes han muerto a causa de la enfermedad estarán entre los primeros canadienses en recibir la vacuna COVID-19.

DAVID LAZARUS

El Centro Geriátrico Donald Berman Maimónides podría comenzar las vacunaciones de los residentes el viernes por la noche, según informes de los medios canadienses.

La instalación pública en el suburbio predominantemente judío de Cote St. Luc se convirtió en una prioridad debido a su estatus como “zona roja caliente”, dijo Francine Dupuis, una funcionaria de salud de Montreal, al Montreal Gazette.

Los familiares de los residentes de Maimónides recibieron correos electrónicos en francés el jueves notificándoles la llegada inminente de la vacuna y pidiendo su consentimiento.

Joyce Shanks dijo al periódico que su padre de 81 años, Harvey Stoliar, había elegido vacunarse.

“Le dije que dentro de seis semanas quiero decir ‘superaste la pandemia, todos los milagros son bienvenidos en Janucá”, dijo Shanks, quien dirige un grupo de defensa de las familias de los residentes de Maimónides.

La instalación recibirá dos cajas de 975 dosis cada una de la vacuna Pfizer, según la Gazette. Eso es más del 3% de las 30.000 dosis iniciales que Canadá recibirá de forma inminente.

Hace menos de dos semanas, 20 residentes de Maimónides, que tiene 325 camas, fueron trasladados a otras instalaciones mientras Maimónides intentaba detener una segunda ola de infecciones que hasta ahora ha matado a ocho residentes. Decenas de residentes de Maimónides murieron esta primavera en la primera ola de la pandemia.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción