avatar_default

Enlace Judío – La Cámara de Representantes de EE. UU. aprobó por una mayoría de 232 votos a favor y 197 en contra iniciar un proceso de juicio político, impeachment, en contra del saliente presidente Donald Trump.

El cargo por el que se acusa al mandatario es por incitar a una insurrección la semana pasada, ante el violento asalto por simpatizantes suyos al Capitolio, que dejó varios heridos y cinco muertos, entre ellos un policía.

Se trata del segundo juicio político al que Trump, quien dejará el cargo dentro de una semana más, es sometido por el poder legislativo estadounidense, así como el primer presidente en la historia del país en estar en esta situación.

El primero de ellos se aprobó el 18 de diciembre de 2019 por los cargos de abuso de poder y obstrucción del Congreso. No obstante, el Senado absolvió a Trump el 5 de febrero del año pasado. Los cargos giraban alrededor de la acusación contra el presidente de usar sus facultades presidenciales para interferir en el proceso electoral de 2020 y afectar a su rival Joe Biden.

Un total de 10 miembros del Partido Republicano de Trump votaron a favor del juicio político en su contra, mientras que otros cuatro republicanos y un demócrata se abstuvieron de votar.

Se trata de Liz Cheney, Jaime Herrera Beutler, John Katko, Adam Kinzinger, Fred Upton, Dan Newhouse, Peter Meijer, Anthony Gonzalez, David Valadao y Tom Rice. Todos votaron en el pasado en contra del primer juicio político de Trump.

El proceso de juicio político pasa por ahora a manos del Senado, quien deberá de dar su última palabra. El líder de la minoría en el Senado, el demócrata Chuck Schumer, ha instado a que la cámara alta prosiga con el juicio político de manera inmediata, sin embargo, el líder de la mayoría, el republicano Mitch McConnell, ha afirmado que no convocará a la cámara sino hasta después de que Biden asuma como presidente, según medios estadounidenses.

Poco después de que el juicio político fue aprobado, Trump envió un mensaje de video a través de las redes sociales de la Casa Blanca sin hacer mención alguna del nuevo juicio político que enfrentará.

Trump reafirmó que está en contra de la violencia que se generó en el Capitolio hace una semana y descalificó a los sujetos involucrados en la turba que irrumpió en el recinto como personas “que no están respaldando nuestro movimiento, sino atacándolo y atacando a nuestro país”.

Sobre nuevas manifestaciones que se llevarán a cabo dentro de unos días, con motivo de la llegada de Biden a la presidencia, Trump instó a que no se repita la violencia para que la transición se pueda llevar con seguridad.

Aludiendo a la polémica suspensión de su cuenta de Twitter y los resultados que ha generado, llamó a esta medida un “asalto sin precedentes a la libertad de expresión”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí