avatar_default

Enlace Judío – Israel habría entregado 100 dosis de vacunas de Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 a la Autoridad Palestina como un “gesto humanitario” hace una semana y media.

El reconocimiento del gobierno israelí de este acto fue hecho en una declaración ante la Corte Suprema de Justicia de Israel con motivo de una petición presentada por la familia de Hadar Goldin, un soldado cuyo cuerpo está siendo retenido en Gaza por el grupo terrorista Hamás, informó The Times of Israel.

La familia de Goldin, que lleva más de un lustro luchando por que el gobierno actúe para recuperar los restos de Hadar, busca como presión condicionar la entrada de ayuda a Gaza, incluidas dosis de la vacuna contra COVID-19, hasta que su deseo sea cumplido.

El fiscal del Estado de Israel le había dicho previamente a la Corte en una respuesta firmada por el Consejo de Seguridad Nacional que la Autoridad Palestina “no tenía ninguna vacuna [contra el coronavirus]”. Sin embargo, después de que la semana pasada fueron publicados reportes al respecto en medios israelíes, el fiscal del estado comenzó a investigar el asunto.

Incluso cuando Israel ha dado a más del 20 por ciento de su población las primeras dosis de la vacuna contra COVID-19 durante el último mes, la vecina Autoridad Palestina aún no ha visto la llegada de ningún envío importante de vacunas. Los funcionarios palestinos han establecido varios plazos para la llegada de las vacunas.

En respuesta a los reportes, funcionarios palestinos negaron haber recibido alguna dosis de Israel, tanto en declaraciones genéricas de instituciones gubernamentales como por parte de funcionarios contactados por The Times of Israel.

Pero según el fiscal del Estado, los funcionarios de la Autoridad Palestina solicitaron vacunas contra el coronavirus al Ministerio de Salud de Israel y al Coordinador de Actividades Gubernamentales en los Territorios (COGAT), el enlace militar de Israel con los palestinos, a principios de enero.

“El 4 de enero, COGAT se dirigió al director general del Ministerio de Salud para autorizar esta solicitud. El director general del Ministerio de Salud, con la aprobación del ministro de Salud, accedió a la solicitud como un gesto humanitario”, informó el gobierno a la Corte.

Las vacunas fueron transferidas ese mismo día, dijo el gobierno. Se espera un envío de seguimiento de 100 vacunas para el 25 de enero para proporcionar una segunda dosis a los inmunizados.

Según reportes, la Autoridad Palestina habría solicitado muchas más vacunas, hasta 10,000 dosis, para inmunizar a su personal médico de primera línea. No obstante, según el enviado de la Organización Mundial de la Salud a los palestinos, Gerald Rockenschaub, Israel no aceptó.

“El Ministerio de Salud israelí indicó que explorarían esta opción, pero que actualmente no estaban en condiciones de suministrar vacunas debido a la escasez de vacunas en Israel”, dijo Rockenschaub el domingo.

En una declaración incluida en los archivos del fiscal del estado, el Consejo de Seguridad Nacional afirmó que no tenía conocimiento de que las vacunas hubieran sido transferidas a la Autoridad Palestina cuando hizo su declaración inicial al tribunal.

El abogado de la familia Goldin, Aviad Cohen, calificó lo alegado por el gobierno como “un intento de arrojar arena en sus ojos y en los ojos del público”.

“El anuncio del gobierno lo dice todo. Refuerza lo alegado en la petición: la mano izquierda no sabe lo que hace la derecha, y la información sobre el paso de bienes, medicinas y equipos… se oculta a la vista del público e incluso del Consejo Nacional de Seguridad”, dijo Cohen en un comunicado.

En días recientes, a la luz del acelerado y exitoso ritmo que la campaña de vacunación contra COVID-19 tomó en Israel, un debate impulsado por medios internacionales y críticos de Israel surgió sobre si Jerusalén debería brindar o no vacunas a los palestinos.

Los palestinos, que administran su propio sistema de atención médica en las áreas bajo su control gubernamental, aún no han pedido públicamente a Israel vacunas contra COVID-19.

Funcionarios de salud israelíes han dicho que estarían dispuestos a considerar la posibilidad de ayudar en la vacunación de los palestinos una vez que todos los israelíes hayan recibido la vacuna.

“Los ciudadanos israelíes son lo primero. Solo después de que hayamos terminado de vacunar a todos los residentes del país podremos considerar cualquier otra solicitud, incluidas las de la Autoridad Palestina”, dijo el domingo el viceministro de Salud, Yoav Kisch, al Canal 12 israelí.

Hasta ahora, la Autoridad Palestina han anunciado tres fuentes de vacunas con las que planean inocular a su población. Durante el fin de semana, los funcionarios de salud anunciaron un acuerdo por 2 millones de dosis con la compañía farmacéutica británica AstraZeneca.

Y el lunes, la Autoridad Palestina aprobó la vacuna rusa Sputnik V para su uso en Judea y Samaria y Gaza. Según el Fondo Ruso de Inversión Directa, las vacunas rusas llegarán a Judea y Samaria el próximo mes.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí