avatar_default

Enlace Judío México e Israel –El 13 de enero de 1898, el célebre escritor francés Émile Zola —por entonces, en la cumbre del éxito— publicó su célebre texto “Yo acuso”, para exponer al público la farsa que había sido el juicio contra el militar judío Alfred Dreyfus, acusado de alta traición y condenado a prisión perpetua en la Isla del Diablo.

Zolá desató una tormenta política que sacudió a Francia y la partió en dos, exhibiendo por un lado la miseria moral de ciertos núcleos de la aristocracia política y militar de Francia, más obsesionados con nutrir su antisemitismo que con hacer justicia; pero por otro lado, también logró levantar a muchos artistas destacados de su tiempo —Monet, Jarry, Proust, entre otros— a favor de una causa, e incluso fue este el momento crítico en el que se consolidó la idea de “el intelectual” como figura pública e influyente no sólo en su área de trabajo artístico, sino incluso en la política.

Irving Gatell nos cuenta todo el periplo que fue el Caso Dreyfus, el impacto del texto de Zola, y las consecuencias imprevisibles que, por sorprendente que parezca, todavía no llegan a su fin. Muchos de los debates filosóficos en los que la aportación francesa ha sido lo mismo buena que mala, pueden rastrearse a la profunda crisis moral y social que significó el juicio contra un militar, cuyo único delito fue ser judío.

A 123 años de distancia, el J’accuse de Zola sigue siendo un faro que ilumina a la humanidad en su lucha por hacer de la política y la justicia algo digno, honorable, y que valga la pena para todos los seres humanos.


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.  

avatar_default

Nace en 1970 en la Ciudad de México y realiza estudios profesionales en Música y Teología. Como músico se ha desempeñado principalmente como profesor, conferencista y arreglista. Su labor docente la ha desarrollado para el Instituto Nacional de Bellas Artes (profesor de Contrapunto e Historia de la Música), y como conferencista se ha presentado en el Palacio de Bellas Artes (salas Manuel M. Ponce y Adamo Boari), Sala Silvestre Revueltas (Conjunto Cultural Ollin Yolliztli), Sala Nezahualcóyotl (UNAM), Centro Nacional de las Artes (Sala Blas Galindo), así como para diversas instituciones privadas en espacios como el Salón Constelaciones del Hotel Nikko, o la Hacienda de los Morales. Sus arreglos sinfónicos y sinfónico-corales se han interpretado en el Palacio de Bellas Artes (Sala Principal), Sala Nezahualcóyotl, Sala Ollin Yolliztli, Sala Blas Galindo (Centro Nacional de las Artes), Aula Magna (idem). Actualmente imparte charlas didácticas para la Orquesta Sinfónica Nacional antes de los conciertos dominicales en el Palacio de Bellas Artes, y es pianista titular de la Comunidad Bet El de México, sinagoga perteneciente al Movimiento Masortí (Conservador). Ha dictado charlas, talleres y seminarios sobre Historia de la Religión en el Instituto Cultural México Israel y la Sinagoga Histórica Justo Sierra. Desde 2012 colabora con la Agencia de Noticias Enlace Judío México, y se ha posicionado como uno de los articulistas de mayor alcance, especialmente por su tratamiento de temas de alto interés relacionados con la Biblia y la Historia del pueblo judío. Actualmente está preparando su incursión en el mundo de la literatura, que será con una colección de cuentos.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


1 COMENTARIO

  1. Para Irving Gatell, con respeto, anoto wue el primer nombre de Nostradamus es MICHEL Yy no MICHELLE, como se publico.

    Saludos,

    J Ch

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí