avatar_default

Enlace Judío – Un estudio revolucionario dirigido por el Dr. Ben Boursi, gastroenterólogo-oncólogo, con el profesor Gal Markel, oncólogo, y el estudiante de doctorado Erez Baruch, del Centro Médico Sheba en Israel, demostró que es posible reprogramar un sistema inmunológico recalcitrante, obligándolo a combatir el cáncer al cambiar el microbioma intestinal del paciente.

SHARON GELBACH

Los resultados del estudio se publicaron en la revista científica revisada por pares Science.

“Por primera vez en el mundo, hemos luchado con éxito contra los tumores cancerosos cambiando el microbioma intestinal”, dijo el Dr. Boursi.

El Dr. Boursi y su equipo lanzaron el estudio en pacientes terminales con melanoma metastásico que en el pasado no habían respondido a la inmunoterapia y que habían agotado todos los demás tratamientos existentes. La idea era estimular el sistema inmunológico de los pacientes reemplazando sus propias bacterias intestinales por las de los supervivientes de cáncer que respondían a la inmunoterapia.

“En la primera etapa, erradicamos el microbioma existente del paciente, después de lo cual trasplantamos microbiota intestinal de sobrevivientes de cáncer que habían tenido melanoma, pero que habían respondido bien a la inmunoterapia y que habían estado libres de cáncer durante al menos un año”.

El microbioma se trasplantó inicialmente mediante colonoscopia. Dos semanas más tarde, cuando quedó claro que los pacientes habían absorbido la microbiota del donante, reanudaron la inmunoterapia y recibieron 3 meses de píldoras inodoras y sin sabor que contenían las mismas bacterias.

El médico israelí Ben Boursi
El médico israelí Ben Boursi.

De los 10 participantes del estudio, dos pacientes mostraron tumores que se habían encogido considerablemente, y en un tercer paciente no solo el tumor desapareció por completo, sino que el paciente se curó. En esos pacientes, el Dr. Boursi y su equipo identificaron una respuesta inmune a nivel celular, así como en los perfiles de expresión génica.

“Actualmente, la inmunoterapia funciona solo para entre el 40 y el 50 por ciento de los pacientes. Anticipamos que con la ayuda de este tratamiento revolucionario veremos a tantos pacientes como sea posible transformarse, de quienes no responden a quienes responden”, dijo el Dr. Boursi.

Además, aunque muchos de los participantes habían experimentado efectos secundarios graves durante su ronda anterior (fallida) de inmunoterapia, después del trasplante de microbiota intestinal, la inmunoterapia no causó efectos secundarios significativos. “Esto por sí solo es un logro tremendo”, dijo el Dr. Boursi, y agregó que el equipo también está explorando el uso del tratamiento para combatir los efectos secundarios de la inmunoterapia.

El Dr. Boursi señaló que fue una experiencia cargada de emociones para los sobrevivientes de melanoma poder donar su microbiota intestinal para ayudar a curar a otros pacientes con cáncer.

Al explicar que se ha demostrado que el tratamiento es “simple, seguro y relativamente económico”, el Dr. Boursi y el equipo del Centro Médico Sheba lo están empleando actualmente en pacientes con melanoma y en pacientes con cáncer de pulmón, una de las causas más comunes de muerte por cáncer.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí