avatar_default

Enlace Judío – El exlegislador del Likud y ministro gubernamental Benny Beguin, hijo del icónico fundador de ese mismo partido y fallecido primer ministro israelí, Menajem Beguin, anunció este jueves que se unirá al partido Tikva Jadasha de Gideon Sa’ar, de cara a las elecciones del próximo mes de marzo.

Beguin, quien sirvió 18 años como diputado del Likud y fue considerado durante mucho tiempo un confidente cercano y aliado del primer ministro Benjamín Netanyahu, anunció en 2019 que no votaría por el partido que fundó su padre debido a sus preocupaciones sobre la ética del primer ministro y la retórica que emanaba del mismo.

“En los últimos años y especialmente en el último año, hemos sido testigos de un fenómeno extraño y peligroso. Y es del gobierno, de todos los lugares, que están saliendo ataques desagradables y crudos contra las instituciones del gobierno central en el Estado de Israel, nuestras instituciones estatales”, dijo Beguin en su declaración del jueves, de acuerdo con The Times of Israel.

“Es necesario detener este fenómeno. La forma de detenerlo es reemplazando al gobierno”.

Sa’ar dio la bienvenida a Beguin y dijo que aportaría una valiosa experiencia a la lista.

“No es necesario presentar a Benny Beguin. [Él] será una adición muy importante a la campaña por el futuro del país. Es importante que Israel pueda disfrutar de su rica experiencia, su sabiduría, su juicio y los valores que representa”, dijo Sa’ar.

Beguin fue el último de una serie de figuras de alto perfil en unirse a Sa’ar, un antiguo cercano de Netanyahu.

Dani Dayan, ex cónsul general de Israel en Nueva York y expresidente del grupo representativo de asentamientos en Judea y Samaria, el Consejo de Yesha, se ha unido a Tikva Jadasha, al igual que los exlegisladoras del Likud, Yifat Shasha-Biton, Ze’ev Elkin, Sharren Haskel y Mijal Shir. Los legisladores Yoaz Hendel y Zvi Hauser, de Derej Eretz, previamente miembros de Kajol Lavan, también se unieron a Tikva Jadasha.

Begin ha dejado en claro en el pasado que creía que Netanyahu debería renunciar por la presunta corrupción de la que se le acusa, y lo ha acusado de “intentar asesinar la confianza del público en las instituciones encargadas de hacer cumplir la ley”.

Sa’ar se separó del partido Likud de Netanyahu el mes pasado para fundar su propio partido y desafiarlo por el cargo de primer ministro. Las encuestas predicen que el partido será el segundo más grande de la Knéset, con alrededor de 15 escaños, detrás de los 30 escaños del Likud. Ninguno de los partidos tiene un camino claro hacia una coalición mayoritaria en la Knéset.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí