avatar_default

Enlace Judío.- Una académica británico-australiana liberada tras más de dos años en una cárcel iraní dijo que fue utilizada como cebo para intentar atraer a su esposo israelí a Irán, informó el Daily Mail el domingo.

La Dra. Kylie Moore-Gilbert, una académica de Estudios Islámicos, fue arrestada en 2018 y mantenida en régimen de aislamiento en prisión hasta que fue liberada en noviembre pasado en un intercambio de prisioneros por iraníes encarcelados en Tailandia con cargos de terrorismo por ataques contra objetivos israelíes en Bangkok, publicó World Israel News.

Moore-Gilbert reveló que fue sometida a tortura psicológica mientras estaba en prisión cuando los carceleros iraníes intentaron obligarla a ayudar a atraer a su esposo, Ruslan Hodorov, a Irán.

Moore-Gilbert conoció a su esposo hace más de 10 años cuando viajaba por Oriente Medio, donde quedó fascinada por las culturas y los idiomas. Hodorov se había mudado a Israel desde Rusia con su familia y la siguió de regreso a Australia, donde ella obtuvo un título avanzado en Estudios Islámicos, según el informe.

La pareja se casó unos meses antes de que ella dejara su casa de Melbourne en su viaje de estudios a Irán, donde fue arrestada por cargos de espionaje y recluida en una pequeña celda de la cárcel a temperaturas bajo cero en la infame prisión de Evin. Al parecer, los cargos de espionaje se debieron a su relación con un ciudadano israelí, de quien los iraníes también dijeron que era un espía.

Moore-Gilbert logró sacar de contrabando una carta que llegó al primer ministro australiano Scott Morrison en la que detallaba cómo el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC) intentó tenderle una trampa a su esposo.

Kylie Moore-Gilbert y su esposo israeli Ruslan Horodov

Dijo que tuvo que defenderlo repetidamente ante los iraníes, ante la acusación de que era un espía israelí.

“La Guardia Revolucionaria me ha encarcelado en estas terribles condiciones durante más de nueve meses para extorsionarme tanto a mí personalmente como a mi gobierno”, escribió Moore-Gilbert a Morrison.

“También han intentado utilizarme como rehén en un complot diabólico para atraer a mi esposo, residente permanente australiano (y que pronto será nuevo ciudadano) para que se una a mí en una prisión iraní”, escribió.

No es la primera vez que Irán acusa a un académico de espiar para Israel.

Trágicamente, después de ser finalmente liberada en el intercambio de prisioneros, Moore-Gilbert regresó a Australia para descubrir que Hodorov estaba teniendo una aventura con su colega universitaria, también experta en Oriente Medio. Desde entonces, se separó de él y está buscando el divorcio, informó el fin de semana el periódico Australian Herald Sun.

Por otra parte, el diario The Australian publicó que fuentes cercanas a Julian Assange han repetido afirmaciones de que es primo de la rehén iraní recientemente liberada, Kylie Moore-Gilbert.

Kylie Moore-Gilbert y Julian Assange (The Australian)

La socia de Assange, Stella Moris, reveló por primera vez los estrechos lazos familiares cuando la Dra. Moore-Gilbert, académica de la Universidad de Melbourne, fue liberada en un intercambio de prisión con tres terroristas iraníes convictos detenidos en Tailandia.

La Sra. Moris dijo que la Dra. Moore-Gilbert era prima de Assange y agregó: “Como Julian, Kylie fue acusada de un caso de espionaje falso. Fue juzgada en secreto y condenada a 10 años. Pasó dos años en las cárceles más infames de Irán. Apenas ha habido noticias sobre su caso, aparte de cartas sacadas de contrabando de la prisión.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí