avatar_default

Enlace Judío – El Ministerio de Salud de Israel ha comenzado a considerar la posibilidad de vacunar a aquellas personas que se han recuperado de COVID-19, como parte del programa de vacunación masiva del país.

Hasta ahora, los pacientes recuperados de COVID-19 no están considerados dentro de la campaña de vacunación masiva en Israel, junto con los menores de 16 años.

La doctora Orly Greenfield, directora médica de la campaña nacional de vacunación de la dependencia, confirmó este domingo que el asunto está en revisión y le dijo a Canal 12: “Al parecer, también vacunaremos a los que se hayan recuperado”, recogió The Times of Israel.

Greenfield dijo que hay una discusión en curso en el ministerio sobre cuándo comenzar a vacunar a los pacientes recuperados y también cuántas dosis deben recibir.

Israel está utilizando el biológico de dos dosis de Pfizer-BioNTech, pero Greenfield señaló que existe un debate en la comunidad científica, en Israel y en el extranjero, sobre si los pacientes recuperados necesitan ambas inyecciones.

La semana pasada, un estudio israelí descubrió que hubo una sólida respuesta inmune de los pacientes recuperados de COVID-19 que fueron vacunados, lo que indica que la inmunidad dura, incluso si los niveles de anticuerpos parecen disminuir.

La mayoría de las vacunas funcionan primero “mostrando” una copia del coronavirus al sistema inmunológico del cuerpo con la primera dosis, lo que le permite aprender a combatirlo.

La segunda dosis está diseñada para provocar una gran respuesta de los anticuerpos que luchan contra los virus, que se apresuran a proteger el cuerpo y crear copias listas para luchar en caso de que aparezca el verdadero SARS-COV-2.

Las personas que ya han sido infectadas con COVID-19 tienen estos anticuerpos que luchan contra el coronavirus una vez que se recuperan, pero las pruebas han demostrado que los anticuerpos eventualmente se desvanecen, lo que genera temores de reinfección.

Sin embargo, los investigadores del Centro Médico Ziv en la ciudad de Safed en Galilea encontraron que una pequeña muestra de pacientes recuperados que recibieron la primera dosis de una vacuna contra el coronavirus tuvieron la respuesta inmune a gran escala que la mayoría de las personas solo tienen al recibir una segunda dosis.

Cifras recientes del Ministerio de Salud muestran que, hasta el 8 de febrero, el Ministerio de Salud ha registrado 861 casos de personas que se reinfectaron con el coronavirus dentro de los tres meses posteriores a que contrajeron la enfermedad, de acuerdo con el Canal 12.

La cadena dijo que el ministerio ha sugerido que podría haber dos razones para el fenómeno. La primera es que aquellos que estaban asintomáticos durante su primer ataque con el virus, o que solo tuvieron síntomas leves, pueden no haber desarrollado inmunidad a largo plazo.

Otra posibilidad es que los pacientes estuvieran infectados con una mutación del virus contra la cual su enfermedad anterior no produjo una defensa.

Desde el inicio del brote del virus a principios del año pasado, 724,380 personas han sido diagnosticadas con coronavirus en Israel y 5,388 han muerto como resultado de la enfermedad, según las cifras de su Ministerio de Salud.

Hasta ahora, Israel ha administrado ambas dosis de vacunas a más de dos millones 500 mil personas, más de una cuarta parte de la población. Mientras que más de tres millones 900 mil han recibido la primera dosis.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí