avatar_default

Enlace Judío – Personas de alto riesgo pueden ahora recibir un tratamiento a base de anticuerpos cuando son diagnosticados con COVID-19 a fin de evitar el deterioro de la enfermedad, informó The Times of Israel.

El Centro Médico Hadassah Ein Kerem de Jerusalén comenzó a usar bamlanivimab mediante una única infusión intravenosa en cuatro pacientes ambulatorios y se espera que otros hospitales le sigan.

El fármaco de fabricación estadounidense está basado en anticuerpos monoclonales, proteínas fabricadas en laboratorio que imitan la capacidad del sistema inmune de combatir antígenos nocivos, incluidos los virus.

Bamlanivimab está orientado a personas recién diagnosticadas que corren un alto riesgo de desarrollar casos graves de COVID-19, pacientes que han sido sometidos a medicamentos inmunosupresores, quimioterapia, diálisis, trasplante de órganos o padecen enfermedades pulmonares. También está disponible para mayores de 65 años que dieron positivo al coronavirus.

“Esperamos que este tratamiento cambie el curso de la enfermedad y evite el deterioro”, expresó el Prof. Zeev Rotstein, director general de Hadassah. “Queremos aplicarlo antes de que se presenten síntomas o en casos leves de COVID-19, cuanto antes, mejor”.

“Sabemos que si lo aplicamos de forma generalizada, para algunas personas será en vano, pero creemos que podría evitar que muchos enfermen más. Se cree que bamlanivimab ralentiza el crecimiento del virus y reduce las posibilidades de una enfermedad grave”, dijo.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) autorizó el uso de emergencia de bamlanivimab en noviembre.

Según la FDA, aunque aún se evalúa la seguridad y eficacia del fármaco se ha observado que “reduce las hospitalizaciones o visitas a urgencias relacionadas con COVID-19 en pacientes con alto riesgo de progresión de la enfermedad en los 28 días siguientes al tratamiento en comparación con un placebo”.

Rotstein indicó que hasta ahora alrededor de una decena de pacientes se han beneficiado del tratamiento que comenzó la semana pasada y se realiza en colaboración con los fondos de salud y el Ministerio de Salud de Israel.

Señaló que tiene grandes esperanzas en la terapia a base de anticuerpos, pero subrayó que “bamlanivimab no sustituye a las vacunas”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí