avatar_default

Enlace Judío.- El jefe de Hezbolá, Hassan Nasrala, emitió una advertencia a Israel el martes, después de que las Fuerzas de Defensa de Israel realizaran un ejercicio que simulaba una guerra con Hezbolá en una clara amenaza para el grupo terrorista con sede en el Líbano.

Hassan Nasrala dice que una organización terrorista bombardeará ciudades israelíes en respuesta a los ataques en el Líbano

“El frente interno de Israel necesita saber que si hay una guerra con Hezbolá, verá cosas que no ha visto desde el establecimiento de Israel“, dijo Nasrala, según publicó The Times of Israel.

“No buscamos una pelea con Israel, pero si comienza una guerra, lucharemos”, dijo Nasrala, según el Canal 13.

“Si Israel bombardea ciudades del Líbano, bombardearemos ciudades de Israel, y si bombardea pueblos del Líbano, bombardearemos pueblos de Israel. Si las FDI bombardean nuestros objetivos militares, también podemos atacar los objetivos militares de Israel”, dijo Nasrala.

“Nadie puede garantizar que unos días de combate entre nosotros e Israel no conducirán a una guerra más amplia”, dijo. “Estamos siguiendo [los eventos] y sopesando nuestras decisiones. No aceptaremos algo que ponga en peligro a nuestro país”.

Nasrala habló desde un lugar no revelado a través de un video en vivo de acuerdo con sus protocolos de seguridad habituales.

La Fuerza Aérea de Israel completó un ejercicio sorpresa de tres días que simulaba una guerra a gran escala contra Hezbolá esta semana, incluidos simulacros de ataques contra unos 3.000 objetivos en un día, dijo el ejército, en una clara amenaza para el grupo terrorista libanés.

Un avion de combate F-35 despega durante un ejercicio sorpresa, “Rosa de Galilea”, en febrero de 2021 (Fuerzas de Defensa de Israel).

El incidente hipotético que inició este conflicto ficticio fue que Hezbolá disparó y causó daño a un avión israelí, algo que la milicia terrorista intentó hacer a principios de este mes cuando disparó misiles antiaéreos contra un vehículo aéreo no tripulado Heron de la Fuerza Aérea de Israel.

Según las Fuerzas de Defensa de Israel, decenas de aviones (aviones de combate, aviones de carga, helicópteros y drones) participaron en el ejercicio, llamado “Rosa de Galilea”. Fueron operados y asistidos por fuerzas reclutas y reservistas, llamados a filas con poca antelación después de que se anunciara el simulacro el domingo.

“Durante [el ejercicio] se simularon intensos combates, operaciones ofensivas, escenarios de defensa del espacio aéreo del país, operaciones de mando y control, planificación precisa y ataques potentes a gran escala. Además, se practicaron ataques a miles de objetivos y el lanzamiento de muchas armas para simular la guerra en el frente norte”, dijo el ejército.

Un alto funcionario de la fuerza aérea, que habló bajo condición de anonimato, dijo que el nivel de intensidad mostrado en el ejercicio no tenía precedentes. Es decir, el ejercicio simuló el bombardeo de unos 3.000 objetivos en el transcurso de 24 horas, mientras que en la Segunda Guerra del Líbano de 2006, que duró más de un mes, se alcanzaron aproximadamente 5.000 objetivos en total.

El ejercicio también simuló los ataques de Hezbolá contra Israel, incluido el disparo de misiles de crucero y otras municiones avanzadas, así como los lanzamientos estándar, aunque masivos, de cohetes contra objetivos militares y civiles en el estado judío, dijo el oficial superior de la fuerza aérea a los periodistas.

El ejercicio sorpresa se produjo en medio de una tensión persistente en la región entre Israel y Hezbolá por la muerte de uno de los operativos del grupo terrorista en Siria el verano pasado, en un ataque aéreo ampliamente atribuido a las FDI. El ejército israelí cree que Hezbolá todavía tiene la intención de vengarse de la muerte de su combatiente para disuadir a Israel de futuros ataques.

Después de años de relativa cautela, las FDI creen que el grupo terrorista se ha envalentonado cada vez más, aunque todavía no quiere entrar en una guerra en toda regla con Israel. Esto se mostró el 3 de febrero, cuando Hezbolá disparó contra el avión no tripulado israelí mientras volaba sobre el sur del Líbano.

En ese caso, los militares se abstuvieron de tomar represalias. El ejercicio de esta semana, que simula una represalia masiva a un ataque de este tipo, aparentemente tenía la intención de indicar al grupo terrorista lo que sucedería si volvía a disparar contra un avión no tripulado israelí.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí