avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Los cubrebocas especiales anti-patógenos de la empresa Sonovia, con sede en Ramat Gan, han mostrado un nivel muy alto de eficacia en la eliminación de bacterias durante una prueba realizada en un laboratorio de EE. UU.

En pruebas recientes llevadas a cabo en un laboratorio en China, los cubrebocas lavables y reutilizables, tratadas con un agente especial, también demostraron capacidad para eliminar alrededor del 99% de las nuevas partículas de coronavirus.

“Anteriormente, los productos de Sonovia se habían probado principalmente en laboratorios orientados a Europa bajo los estándares de prueba europeos para la eficacia antimicrobiana y antiviral”, explicó Liat Goldhammer, director de tecnología de Sonovia, a The Jerusalem Post.

“Recientemente, sin embargo, comenzamos a realizar las pruebas de acuerdo con los estándares de EE. UU”, agregó.

Las pruebas se realizaron en Barr Brands International Labs en Carolina del Norte y se completaron en noviembre. BBI es una empresa especializada en productos de limpieza.

“Obtuvimos muy buenos resultados antes y después de múltiples ciclos de lavado”, explicó Goldhammer.

Los cubrebocas se colocaron en frascos estériles con dos tipos de bacterias, la Klebsiella pneumoniae y el Staphylococcus aureus, que presentan diferentes estructuras de pared celular y por lo tanto se consideraron buenas muestras de familias más grandes de bacterias.

Los productos se dejaron incubar durante 24 horas. Los cubrebocas no tratados también se sometieron al mismo proceso para servir como grupo de control.

Al final del proceso, SonoMasks presentó entre 97.9 y 99.9% menos población microbiana que cubrebocas no tratados.

Goldhammer dijo que Sonovia regularmente somete sus productos a diferentes pruebas. Se está realizando otra prueba que mide su eficacia contra COVID-19 en un laboratorio europeo. El esfuerzo no está orientado a la investigación académica.

“Queremos asegurar la calidad de nuestros productos para nuestros clientes”, explicó.

Sonovia utiliza nanopartículas de óxido de metal de menor costo, que incluyen óxido de zinc y óxido de cobre, para impartir protección antibacteriana.

La compañía comenzó a vender sus cubrebocas en abril pasado, cuando la crisis del coronavirus comenzó a dispararse.

“Nuestros clientes son en su mayoría particulares con base en EE. UU. Nuestros cubrebocas están diseñadas específicamente para satisfacer las necesidades del público en general”, señaló Goldhammer.

Agregó que el hecho de que el producto sea lavable y reutilizable lo hace menos adecuado para los centros médicos, donde se emplean cubrebocas desechables.

Antes de la pandemia, Sonovia era una empresa de nueva creación que se enfocaba en desarrollar soluciones antimicrobianas para la industria textil a fin de ofrecer una alternativa más ecológica a los químicos altamente contaminantes que se usan comúnmente para terminar los productos.

“Comenzamos a fabricar cubrebocas porque algunos clientes chinos se acercaron a nosotros en enero de 2020”, dijo Goldhammer.

“Ya éramos conocidos en China porque habíamos participado en algunos concursos y habíamos ganado algunos premios allí. Los chinos buscaban soluciones de cubrebocas protectoras para salvar vidas. Ese fue el momento en el que empezamos a utilizar algunos tejidos de I + D que teníamos. Al principio, donamos miles de cubrebocas a China y luego a todo el mundo, a trabajadores de la salud, voluntarios y más. Pronto, nos dimos cuenta de que teníamos un producto comercializable”, comentó.

Desde diciembre de 2020, Sonovia es una empresa que cotiza en la bolsa de valores de Tel Aviv.

Además, el fabricante de telas israelí ha atraído la cooperación de las principales marcas como Gucci, Chanel y Adidas, trabajando en el proyecto del acelerador Fashion for Good Plug and Play, y ganando una inversión de 250 mil dólares por su innovación.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí