avatar_default

Enlace Judío –  El Ministerio de Salud de Israel presentó este jueves el esperado “pase verde” que permitirá a los vacunados o recuperados de COVID-19 participar en diversas actividades como parte del retorno a la normalidad en el país.

El ministro de Salud, Yuli Edelstein, el director general del ministerio, Jezy Levy, y otros funcionarios de salud presentaron la nueva certificación y demostraron los métodos para emitir el pase protegido con código QR, de acuerdo con información de The Times of Israel.

Los ministros del gobierno aprobaron el lunes la reanudación de actividades de tiendas, gimnasios, hoteles y otros lugares a partir del domingo 21 de febrero, en un nuevo impulso en la reapertura económica tras más de un mes de confinamiento por COVID-19 en Israel.

Las tiendas ubicadas en calles, los centros comerciales, los mercados, los museos y las bibliotecas estarán abiertos a todos los israelíes. Pero solo aquellos que hayan sido vacunados o se hayan recuperado del COVID-19 podrán usar gimnasios y piscinas, asistir a eventos deportivos y culturales y alojarse en hoteles.

Para poder abrir el domingo, las empresas relevantes deben comprometerse a escanear el “pase verde” y solo aceptar a aquellos que lo porten.

En una medida adicional de las restricciones, el Ministerio de Salud y la Oficina del Primer Ministro dijeron el martes que el gobierno permitirá reuniones al aire libre de hasta 20 personas y reuniones en interiores de hasta 10 a partir del viernes por la mañana.

Aquellos vacunados contra COVID-19 o recuperados de la enfermedad podrán obtener el “pase verde” utilizando tres métodos a partir del domingo 21 de febrero:

  • Descargar la aplicación Traffic Light (Ramzor) en Google Play o Apple App Store, ingresar sus datos personales y obtener el pase en su móvil.
  • Registrarse en el sitio web del Ministerio de Salud de Israel y descargar un documento personal imprimible.
  • Llamar a la línea directa del Ministerio de Salud de Israel y recibir el pase por correo electrónico o fax.

“Los vacunados y recuperados podrán ingresar a gimnasios, eventos, hoteles y sinagogas que estén registrados bajo el certificado ‘pase verde’ desde el domingo”, dijo Edelstein. “Así es como se verá la primera etapa en el regreso a la normalidad en sus vidas”.

Aún así, enfatizó la importancia de seguir usando cubrebocas, incluso aquellos que han recibido ambas dosis de vacuna.

Críticos han advertido que el “pase verde” podría ser susceptible de falsificaciones. Un mercado negro de certificados falsos estaría prosperando en Telegram, donde más de 100,000 usuarios se han unido a grupos que ofrecerían las falsificaciones a un precio, de acuerdo con el Canal 12 israelí.

En respuesta, Edelstein declaró: “Aquellos que piensen que esto es un juego e impriman un certificado de vacunación sin ser vacunados serán detenidos y sus actividades pueden terminar con ellos en la cárcel”.

Al mismo tiempo, Edelstein dijo: “No habrá vacunación forzada en Israel; aquellos que eligen no vacunarse, es su elección” y agregó que “no habrá sanciones personales contra quienes no se vacunen”.

Levy pidió a los ciudadanos que se vacunen para “salir de donde estamos ahora, renovar las actividades y volver a la normalidad. Debemos recordar que el principal beneficio de la vacunación es la salud de todos”.

Sobre el tema de las falsificaciones, Levy dijo: “Hoy llevamos a cabo una reunión con oficiales de policía sobre el tema de hacer cumplir y emitir un castigo inflexible contra los que produzcan ‘pases verdes’ falsificados.

Las preocupaciones sobre los certificados de vacunación falsificados surgen en medio de los esfuerzos generalizados del gobierno para proporcionar incentivos, tanto positivos como negativos, para que los israelíes que aún no se vacunan acudan a hacerlo.

Más de cuatro millones de israelíes, o alrededor del 45 por ciento de la población total del país y dos tercios de los elegibles, han recibido la primera dosis de la vacuna contra COVID-19 de Pfizer-BioNTech, de acuerdo con el Ministerio de Salud.

En tanto que aproximadamente dos millones 700 mil israelíes han recibido ambas dosis. Menos de dos millones de israelíes elegibles aún no han recibido ninguna de las dosis.

“Si continuamos con esta alta tasa de vacunación y cumplimos con las pautas, no necesitaremos un cuarto confinamiento”, dijo Edelstein.

Alrededor de tres millones de israelíes no son elegibles para ser vacunados, incluidos los menores de 16 años y los que se han recuperado del COVID-19, entre otras razones.

Por el momento, los números de la pandemia siguen en declive en Israel de manera gradual. Ayer se confirmaron 4,076 nuevos contagios de coronavirus y los pacientes graves en este momento son 928, de los que 351 están en condición crítica y 296 están intubados a ventilación mecánica.

En total se tienen confirmados 740,527 casos acumulados de coronavirus y 5,486 muertes por COVID-19.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí