avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Un intervalo de tres meses entre las dosis de la vacuna COVID-19 de Oxford-AstraZeneca da como resultado una eficacia más alta que una brecha de seis semanas, según un nuevo estudio que indica que la primera dosis puede ofrecer hasta un 76% de protección en los meses entre las dos inyecciones.

Los resultados del análisis de un ensayo controlado aleatorio de fase 3, publicado en la revista The Lancet, sugieren que el intervalo entre dosis se puede extender de manera segura a tres meses dada la protección que ofrece una dosis única.

Según los investigadores, incluidos los de la Universidad de Oxford en el Reino Unido, este régimen de dosificación es beneficioso mientras que los suministros de vacunas son inicialmente limitados y pueden permitir que los países inmunicen a una mayor proporción de la población más rápidamente.

“Es probable que el suministro de vacunas sea limitado, al menos a corto plazo, por lo que los responsables políticos deben decidir cuál es la mejor manera de administrar las dosis para lograr el mayor beneficio para la salud pública”, dijo el autor principal del estudio, el profesor Andrew Pollard de la Universidad de Oxford.

Pollard cree que las políticas de vacunar inicialmente a más personas con una sola dosis pueden brindar una mayor protección inmediata a la población que inmunizar a la mitad de personas con dos dosis, especialmente en lugares donde la vacuna Oxford-AstraZeneca es limitada de acuerdo a información de FirstPost.

“A largo plazo, una segunda dosis debería garantizar una inmunidad duradera, por lo que alentamos a todos los que hayan recibido su primera vacuna a asegurarse de recibir ambas dosis”, agregó.

A partir del estudio, los investigadores buscaron comprender el efecto de diferentes intervalos en la protección después de la segunda dosis y el riesgo de infección entre pinchazos, ya sea debido a la menor eficacia de una dosis única o al rápido descenso de la eficacia mientras se espera la segunda dosis.

Combinaron datos de ensayos clínicos en el Reino Unido, Brasil y Sudáfrica, que en conjunto incluyeron un total de 17 mil 178 participantes adultos. Según los investigadores, estos participantes recibieron dos dosis estándar de la vacuna Oxford-AstraZeneca COVID-19 o una vacuna de control.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí