domingo 16 de junio de 2024
cartel indicador a la entrada de una facultad en EE. UU. Un coche de color granate está stacionado al fondo de la imagen en una zona arbolada delnte del edificio de la facultad que apenas se divisa

El ‘profesor de paz’ ​​de Oberlin College instó a la eliminación del estado judío

Enlace Judío.- Mientras trabaja para restar importancia a las acusaciones de que el llamado “profesor de paz” de Oberlin College, Mohammad Jafar Mahallati, estuvo involucrado en crímenes de lesa humanidad, la facultad de artes liberales se enfrenta ahora a nuevas acusaciones de antisemitismo, ya que continúa proporcionando una plataforma para un académico que ha instado a la destrucción de Israel.

BENJAMIN WEINTHAL

Ex embajador del régimen de Irán convertido en académico defendió la Intifada palestina.

The Jerusalem Post puede revelar que Mahallati, profesor de Estudios Islámicos en Oberlin College, pronunció un discurso cuando era embajador del régimen iraní ante la ONU en 1988, declarando: “El establecimiento de la entidad sionista violaba en sí mismo las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas”.

Asaf Romirowsky, el director ejecutivo de la organización Scholars for Peace in the Middle East, de más de 40.000 miembros, dijo al Post que “Oberlin College tiene una larga historia de contratación de personas que son propagandistas y antisemitas, como vimos con la instructora ahora despedida Joy Karega, quien afirmó que Israel estaba detrás del 11 de septiembre”.

Añadió que “el último empleo de Mohammad Jafar Mahallati, que pide abiertamente la eliminación de Israel, es emblemático del crecimiento de la propaganda en la academia bajo el disfraz de ‘erudición’. Estos activistas académicos usan y abusan de su podio de la peor manera posible enseñando a los estudiantes trivialidades y agitprop en lugar de pensamiento crítico y análisis de datos fácticos. Este es otro ejemplo de cómo la cultura de la cancelación se materializa a través de profesores que abogan por la erradicación de una nación entera mostrando sus verdaderos colores antisemitas”.

El Post analizó todo el material archivado de la ONU sobre los discursos y cartas de Mahallati mientras estuvo en la ONU durante la década de 1980, particularmente mientras se desempeñaba como el principal enviado de la República Islámica ante las Naciones Unidas de 1987 a 1989.

Mahallati calificó a Israel de “entidad sionista” y con frecuencia descartó la legitimidad de Israel como estado, según expertos académicos y políticos, que revisaron el lenguaje de Mahallati.

Mahallati defendió la primera Intifada palestina — una serie de protestas violentas contra Israel — como “el heroico levantamiento de los palestinos” en la ONU en 1989.

rostro d eun hombre con barba y bigote, y frente ancha sentado en un sillón de cuero
Mohammad Jafar Mahallati, el llamado “profesor de paz” de origen iraní en Oberlin College

Pareció abogar por una jihad global contra Israel. Los palestinos están dando ejemplo a los árabes y musulmanes de todo el mundo en relación con la “santa lucha contra la opresión y el sionismo“, dijo Mahallati en la ONU, también en 1989.

Mahallati designaba con frecuencia a todo el estado de Israel como territorio palestino.

“Palestina es un territorio islámico, una herencia islámica, y sigue siendo un punto de identidad islámico. La tierra de Palestina es la plataforma de la ascensión del profeta Mahoma; su significado es que contiene la primera dirección de la kiblah, hacia la que rezaban los musulmanes. Su ocupación por usurpadores sionistas es una transgresión contra todos los musulmanes del mundo y su liberación es, por tanto, una gran obligación y compromiso religioso”, dijo Mahallati en la ONU ese mismo año.

mujer sonriente con pelo largo rubio vestida de azul mirando a cámara
Ellie Cohanim (@elliecohanim) | Twitter

Ellie Cohanim, ex enviada especial adjunta del Departamento de Estado de EE. UU. para monitorear y combatir el antisemitismo, dijo al Post: “El régimen iraní se involucra en lo que yo llamo un ‘antisemitismo obsesivo’, y el exembajador de Irán ante la ONU no es una excepción. El hecho de que Oberlin College contratara a una persona así, sin importarle darle un puesto, es una mancha en una institución destinada a educar a los jóvenes estadounidenses. Mahallati aún no ha explicado su papel en el encubrimiento de las ejecuciones extrajudiciales masivas de prisioneros políticos en Irán en 1988, con estimaciones de 5.000 a 10.000 iraníes asesinados por el régimen”.

Cohanim, quien huyó de la República Islámica de niña debido al antisemitismo animado por el Islam, agregó que las declaraciones de Mahallati en 1989 en la ONU glorifican el terrorismo y lo que él llama ‘martirio’, niega al pueblo judío el derecho a vivir en ninguna parte de su antigua patria, e intenta revisar la historia llamando a Israel una “tierra islámica”, sabiendo muy bien que el judaísmo es anterior al surgimiento del Islam por miles de años y que Israel es el lugar de nacimiento de los judíos.

“Este hombre no es un ‘profesor de paz’. De hecho, es un profesor de propaganda y el Oberlin College tiene la responsabilidad de investigar a fondo las declaraciones antisemitas de Mahallati y su conocimiento de la masacre de 1988 en Irán”, dijo Cohanim.

Mahallati escribió en su carta de octubre de 2020 al Post que “[yo] dediqué mi vida a investigar, enseñar y escribir sobre la paz y la amistad”.

Sin embargo, los documentos de la ONU muestran que Mahallati arremetió contra la pacífica comunidad bahá’í de su país. Mahallati dijo en 1983, según la ONU: “El problema no era religioso sino político; la comunidad bahá’í llevó a cabo actividades inmorales bajo el disfraz de la religión”.

Cuando se le preguntó sobre el comentario bahá’í de Mahallati, Diane Ala’I, la representante ante las Naciones Unidas para la Comunidad Internacional Bahá’í, dijo al Post que “Aunque se hicieron durante los primeros años de la República Islámica de Irán, son calumnias y propaganda infundadas contra un grupo de iraníes inocentes, perseguidos únicamente por sus creencias religiosas”.

Continuó diciendo que “Desde entonces, por supuesto, la comunidad internacional se ha vuelto muy consciente y condena la persecución puramente perjudicial de los bahá’ís a manos del gobierno iraní y de su retórica al negar esta persecución. Puede encontrar los extensos informes de la ONU y otros organismos, así como un archivo de la documentación de la persecución de los bahá’ís en Irán”.

Cuando le preguntaron sobre las críticas a su mandato en la ONU y sus discursos en la ONU contra Israel y la comunidad bahá’í, Mahallati escribió al Post por correo electrónico: “¡Saludos! Estoy de licencia sabática hasta la primavera de 2021. Responderé siempre que pueda. Gracias por contactarme”.

El Dr. David Jacobs, un graduado de Oberlin College en 1992 y presidente de la Asociación de Especialistas de Ontario en Canadá, dijo al Post que “Es una expectativa básica que una universidad examine adecuadamente a su personal, y cuando surja una preocupación seria, la aborden con un proceso totalmente transparente”.

Añadió que “un régimen que representó el señor Mahallati cometió una atrocidad en un foro no menos reconocido internacionalmente que la ONU. El hecho de que tuviera conocimiento real de los hechos o no no cambia el impacto que los hechos tuvieron en las víctimas y sus familias. Dada su posición como ‘profesor de paz’, debe entender que no depende de él ni de Oberlin College decidir si habrá perdón de las familias agraviadas, sino de las propias familias”.

El Post se puso en contacto con Corey Barnes, presidente del departamento de religión de Oberlin College, la asociación de ex alumnos, así como con la rabino Megan Doherty, directora de Hillel y Jewish Campus Life en Oberlin College.

El Post también se puso en contacto con el Senado de Estudiantes de Oberlin College en Twitter.

Lawdan Bazargan, un iraní-estadounidense cuyo hermano de entonces 29 años, Bijan Bazargan, fue asesinado por el régimen en la masacre de 1988 por negarse a responder preguntas sobre sus creencias sobre el Islam y la política, dijo al Post: “Mahallati usó su tiempo como embajador de las Naciones Unidas para mentir, distorsionar la verdad y negar las atrocidades de la República Islámica de Irán”.

Agregó que “lo que más molesta a las familias de las víctimas es que está enseñando en educación superior, pretendiendo ser un estudioso de la paz. Un hombre que trabajaba para un régimen islámico brutal, ayudándolos a ocultar crímenes y mintiendo al mundo como diplomático, ahora enseña ética y moralidad. Esta hipocresía es demasiado para soportar y, francamente, es inaceptable”.

Mahallati escribió en la carta de octubre al Post: “Niego categóricamente cualquier conocimiento y, por lo tanto, responsabilidad con respecto a las ejecuciones masivas en Irán cuando estaba sirviendo en Naciones Unidas. Estuve en Nueva York todo el verano de 1988, centrándome en el establecimiento de la paz entre Irán e Irak, y no recibí ninguna información sobre las ejecuciones. No hubo una sola comunicación de Teherán a la embajada de la ONU de Irán informando a los diplomáticos iraníes de esos incidentes”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Política de privacidad