avatar_default

Enlace Judío – El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu pidió este martes que se eviten las “conversiones falsas” al judaísmo, al momento de abordar la reciente decisión de la Corte Suprema de Justicia de Israel.

En un acto de campaña previo a las elecciones del 23 de marzo dirigido a la población anglófona de Israel, se le preguntó a Netanyahu sobre el fallo del tribunal, que ordena al gobierno reconocer las conversiones reformistas y conservadoras hechas en el país para efecto de la obtención de la ciudadanía, de acuerdo con The Times of Israel.

Netanyahu no comentó directamente sobre el reciente fallo, pero afirmó que era “muy liberal” en las conversiones.

“Creo que tenemos que tener mucho cuidado… con la manipulación de la Ley del Retorno“, dijo, refiriéndose a la legislación que permite que cualquier persona judía o cuyos padres o abuelos sean judíos inmigrar a Israel.

Mientras enfatizaba que Israel era el hogar de todos los judíos, Netanyahu dijo: “Tenemos que evitar las conversiones falsas que llegan al país”.

Luego señaló la barrera de seguridad a lo largo de la frontera de Israel con Egipto, a la que ha atribuido el mérito de impedir que los inmigrantes africanos y los solicitantes de asilo ingresen al país.

“Evité la invasión de Israel”, dijo. “Tendríamos aquí ya un millón de inmigrantes ilegales de África y el Estado judío se habría derrumbado”.

Luego se le preguntó a Netanyahu si estaba específicamente preocupado por los migrantes de África que pudieran convertirse al judaísmo para obtener la ciudadanía israelí.

“No solo de ahí, puedes tenerlo de todo el mundo. Creo que podemos resolver el problema de la conversión para todas las corrientes y todas las denominaciones en el judaísmo, pero también tenemos que proteger las fronteras de Israel para que no seamos invadidos, y creo que podemos encontrar un equilibrio entre los dos”, dijo.

El primer ministro también dijo que probablemente su gobierno adoptaría un plan de conversión propuesto por el exministro Moshe Nissim.

Ese plan, rechazado por los partidos ultraortodoxos, habría visto una revisión del sistema de conversión en Israel y lo habría eliminado del control del Gran Rabinato dominado por los ultraortodoxos al establecer una nueva autoridad ortodoxa dirigida por el gobierno.

El reciente fallo ha sido rechazado por los partidos ultraortodoxos Shas y Yahadut Hatorá, aliados políticos de Netanyahu desde hace mucho tiempo, que han dicho que solo se unirán a una coalición, después de las próximas elecciones, que revoque el fallo a través de legislación.

Shas y Yahadut Hatorá previamente rechazaron un plan de compromiso que habría aceptado conversiones por parte de algunos rabinos ortodoxos relativamente liberales, lo que más tarde llevó a la Corte Suprema a intervenir después de 15 años de esfuerzos estancados.

Los líderes ultraortodoxos no ven el movimiento reformista como una forma auténtica de judaísmo y no reconocen a los rabinos reformistas.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí