avatar_default

Enlace Judío – Investigadores del Centro Médico Hadassah de Jerusalén afirman que la vacuna contra COVID-19 en mujeres embarazadas inmuniza al feto también, informó The Jerusalem Post.

El estudio, que hasta ahora solo se ha publicado en MedRxiv y, por lo tanto, no ha sido revisado por pares, evaluó el nivel de anticuerpos de inmunoglobulina G (IgG) de 40 mujeres embarazadas que recibieron ambas dosis de la vacuna de Pfizer durante el tercer trimestre de embarazo.

En todos los casos, los anticuerpos se detectaron en niveles adecuados tanto en la sangre de las madres como en la del cordón umbilical.

La investigación comenzó en febrero, poco después de que las primeras mujeres embarazadas empezaran a ser vacunadas en Israel.

“La protección neonatal frente a la infección depende principalmente de los anticuerpos derivados de la madre que se transmiten a través de la placenta”, explicó Dana Wolf, directora de la Unidad de Virología Clínica de Hadassah y una de las investigadoras principales del estudio.

“Comprobamos que los anticuerpos IgG, que se desencadenan con la infección o tras la vacunación, pasan de la placenta al feto”, enfatizó .

Los investigadores midieron el nivel de anticuerpos contra la proteína de la espiga del SARS-CoV-2 y su dominio de unión al receptor, lo que indica si los anticuerpos protegen contra COVID-19.

Wolf explicó que el nivel y el tipo de anticuerpos apuntan a la “capacidad de bloquear suficientemente el virus”.

Destacó que el estudio en curso, realizado en colaboración con los principales obstetras, evalúa actualmente el nivel de anticuerpos en las mujeres que fueron vacunadas durante períodos tempranos de embarazo.

El equipo comenzará el análisis de cuánto tiempo durarán los anticuerpos en los fetos.

No es raro que los anticuerpos se transfieran a través de la placenta. Por ejemplo, las mujeres embarazadas suelen vacunarse contra la tos ferina para proteger a sus recién nacidos de la enfermedad.

Desde el inicio de la tercera ola de coronavirus, decenas de mujeres embarazadas fueron internadas en unidades de cuidados intensivos tras contraer COVID-19. En la mayoría de los casos, dieron a luz antes de tiempo mediante cesáreas de emergencia. En los peores casos, algunas murieron.

“La vacuna protege a las mujeres de la enfermedad grave y ahora creemos que también podría ayudar a proteger a sus bebés durante el primer periodo de vida”, concluyó Wolf.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí