avatar_default

Enlace Judío – El gobierno de Joe Biden buscaría presionar por llegar a una solución de dos Estados como parte de sus propuestas respecto al conflicto palestino israelí.

Un documento oficial titulado La restauración EE. UU.-palestinos y el camino a seguir, revelado por el periódico emiratí The National indica que la administración Biden planearía anunciar este mes un paquete de ayuda de 15 millones de dólares en asistencia humanitaria por COVID-19 para los palestinos.

El documento redactado por el subsecretario adjunto para Asuntos de Israel y Palestina del gobierno estadounidense, Hady Amr, también detalla los planes para revertir varias políticas que Washington cree que dificultarían la solución de dos Estados, como el respaldo del expresidente Donald Trump a los asentamientos en Judea y Samaria (Cisjordania).

Amr recomienda en el memorando que la Casa Blanca respalde un marco de dos Estados “basado en las líneas de 1967 con intercambios de territorio mutuamente acordados y acuerdos sobre seguridad y refugiados”.

La carta discute “revertir ciertos pasos de la administración anterior que cuestionan nuestro compromiso o plantean barreras reales para una solución de dos Estados, como el etiquetado del país de origen”.

Ello se refiere a un cambio de política de último minuto anunciado por el secretario de Estado de Trump, Mike Pompeo, que requirió que todas las exportaciones estadounidenses de los asentamientos se etiquetaran como “hechas en Israel”.

“A medida que restablecemos las relaciones de EE. UU. con los palestinos, el cuerpo político palestino se encuentra en un punto de inflexión a medida que avanza hacia sus primeras elecciones en 15 años”, se lee en el documento.

“Al mismo tiempo, nosotros [EE. UU.] sufrimos de una falta de tejido conectivo luego del cierre de la oficina de la OLP [Organización para la Liberación de Palestina] en Washington en 2018 y la negativa de los líderes de la Autoridad Palestina a comprometerse directamente con nuestra embajada en Israel“.

Trump cerró la misión diplomática de la OLP en Washington en 2018, en el contexto del boicot de la Autoridad Palestina a su administración tras el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel hecho por el expresidente.

En 2019, la administración Trump cerró el consulado de EE. UU. en Jerusalén, que servía como embajada de facto para los palestinos en Jerusalén Este, Judea y Samaria y Gaza. La misión se incorporó a la embajada de EE. UU. en Israel en Jerusalén y se disolvió el cargo anterior de cónsul general.

El documento, que fue entregado al secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, destaca a la UNRWA, la agencia de la ONU encargada de los refugiados palestinos, como una de las organizaciones que la administración Biden planea respaldar para ayudar a los palestinos.

El memorando, que fue entregado al secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, destaca a la UNRWA en particular como una de las organizaciones que la administración Biden planea respaldar para ayudar a los palestinos.

Al señalar las grandes disparidades económicas entre israelíes y palestinos, el documento establece que la administración de Biden está “planificando una gama completa de programas de asistencia económica, de seguridad y humanitaria [para los palestinos], incluso a través de la UNRWA”.

“El Estado y USAID están trabajando para reiniciar la asistencia de EE. UU. a los palestinos a fines de marzo o principios de abril”, dice el documento, y agrega que el paquete de ayuda humanitaria relacionado con COVID-19 se anunciará de antemano.

El documento revela los planes de la administración de “adoptar un enfoque doble para mantener e idealmente mejorar la relación de EE. UU. con Israel al profundizar su integración en la región y restablecer la relación de EE. UU. con el pueblo y el liderazgo palestino”.

Señala una serie de contactos de Amr con altos funcionarios de Israel que “dieron la bienvenida al reinicio de las relaciones entre EE. UU. y Palestina“.

En el documento también se apoya la expansión de los acuerdos de normalización negociados entre Israel y países árabes, una empresa que fue impulsada por el expresidente Trump.

Sin embargo, Amr también escribe sobre el uso de tales acuerdos “para apoyar los esfuerzos de paz entre israelíes y palestinos y mejorar la calidad de vida del pueblo palestino”.

Netanyahu ha tratado de separar los acuerdos de normalización de la cuestión palestina, argumentando que los acuerdos de paz demuestran que Israel puede expandir sus relaciones diplomáticas en la región sin hacer concesiones a los palestinos.

Como prometieron previamente los funcionarios de Biden, el documento plantea la idea de reabrir un consulado independiente similar al que sirvió como misión de facto para los palestinos y operó desde la parte occidental de Jerusalén hasta 2019. Algo así podría indicar el respaldo de EE. UU. a la solución de dos Estados, dice el documento.

El documento hace referencia a las próximas elecciones legislativas palestinas para mayo y julio, agregando que han pasado 15 años desde que los palestinos pudieron elegir a sus representantes.

“Pero las implicaciones de una elección siguen siendo inciertas: el colapso de un acuerdo de poder compartido después de las elecciones anteriores llevó a la toma de Gaza por Hamás [en 2007]”, dice el documento, señalando la solicitud de la Autoridad Palestina de que EE. UU. presione a Jerusalén para permitir elecciones que se llevarán a cabo en Jerusalén Este, anexada por Israel.

“Estamos analizando la evolución de la situación y propondremos una postura de EE. UU. junto con la interinstitucional”, se lee.

Amr recomienda que la administración Biden presione a la Autoridad Palestina para que reprima la incitación y al mismo tiempo critica la expansión de los asentamientos israelíes en territorios que los palestinos esperan que sea parte de su futuro Estado.

El documento revela que se están llevando a cabo conversaciones con los líderes de la Autoridad Palestina con el objetivo de alterar el controvertido pago de fondos de Ramallah a los prisioneros de seguridad palestinos, incluidos los condenados por ataques terroristas contra civiles israelíes.

La administración Biden también buscará impulsar las instituciones palestinas. “Esto incluye el fortalecimiento de la sociedad civil, los organismos de control de los medios y otros elementos del cuarto poder, como enfatizar ante la [Autoridad Palestina] la necesidad de proteger a la sociedad civil mediante la reducción de arrestos de blogueros y disidentes”, dice el texto.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


2 COMENTARIOS

  1. De verdad alguien con dos dedos de frente piensa que dándole dinero a los arabes se va a solucionar el problema!!!
    Nunca va a haber 2 estados. A los arabes no les interesa!!!

  2. “Esto incluye el fortalecimiento de la sociedad civil, los organismos de control de los medios y otros elementos del cuarto poder, como enfatizar ante la [Autoridad Palestina] la necesidad de proteger a la sociedad civil mediante la reducción de arrestos de blogueros y disidentes”
    Y QUIEN VA A PAGAR LAS VIDAS ISRAELÍES Y PALESTINAS QUE SE SACRIFIQUEN MIENTRAS SE “DOMESTICAN” A LOS CHACALES DE HAMÁS Y OTROS GRUPOS DE ESE CALIBRE?
    PARECE QUE PARA EL SR. BIDEN Y ACÓLITOS ES FÁCIL DECIDIR SOBRE LA VIDA DE OTROS….
    YA QUE QUIEREN TANTO A HAMAS….POR QUÉ NO LOS LLEVAN A VIVIR A BOSTON….LOS EDUCAN Y LUEGO DEPENDIENDO DEL COMPORTAMIENTO SON DEVUELTOS A AQUELLAS TIERRAS QUE CONSIDERAN PROPIAS?

    ES FACIL PROMOVER GUERRAS A 15 O 20 MIL KILOMETROS DEL SER BIDEN Y OTROS

    LOS PERROS RABIOSOS SE SEPARAN DE LOS SANOS Y SE LOS ANIQUILA….NO SE PUEDE ESTAR CON DIOS Y CON EL DIABLO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí