avatar_default

(JTA) — Un importante asesor del presidente de extrema derecha de Brasil, Jair Bolsonaro, ha sido acusado de hacer un símbolo de la mano de un supremacista blanco durante una sesión legislativa.

Filipe Martins, asesor especial de Bolsonaro para asuntos internacionales, causó revuelo el miércoles con su polémico gesto de “OK”, que hizo sentado detrás del presidente del Senado brasileño cuando hablaba de la campaña de vacunación COVID-19 del país.

Entre los brasileños, el gesto puede significar “jódete”. Pero en los últimos años, los supremacistas blancos lo han utilizado para impulsar la idea del “poder blanco”, según la Liga Antidifamación y otros organismos de control.

El Museo del Holocausto de Curitiba lo interpretó como este último. “Quedamos asombrados. Es similar al letrero conocido como ‘OK’, pero con tres dedos rectos en forma de ‘W’, el gesto se convirtió en un símbolo de odio”, tuiteó el museo.

Martins, de 33 años, afirmó que se estaba arreglando la solapa. También dijo que tiene herencia judía.

“Una advertencia a los payasos que deseen apoyar la tesis de que yo, un judío, simpatizo con el ‘supremacismo blanco’ porque en sus mentes enfermas vieron un gesto autoritario en una imagen que me muestra ajustando la solapa de mi traje”, tuiteó Martin, después de que las imágenes y los videos se difundieran rápidamente en las redes sociales brasileñas.

Martins, hijo de padres no judíos, es un ex ateo que se convirtió en cristiano pentecostal, informó la revista Veja en 2019. En las redes sociales, una vez se llamó a sí mismo “judío pero cristiano”.

A pesar de tener poca experiencia en política exterior, Martins ha utilizado sus estrechos vínculos con los hijos de Bolsonaro para convertirse en uno de sus asesores más confiables.

De la traducción (c) Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí