avatar_default

(JTA) — El hombre que ha sido conocido como el último judío en Afganistán durante más de una década se va a Israel por temor a que la promesa del ejército estadounidense de abandonar el país deje un vacío que se llene con grupos radicales como los talibanes.

“Lo veré en la televisión de Israel para averiguar qué pasará en Afganistán“, dijo Zabulon Simintov en una entrevista publicada por el medio Arab News.

Simintov, de 61 años, dijo que se irá después de las Altas Fiestas de este año en el próximo otoño.

Su esposa, una judía de Tayikistán, y sus dos hijas han vivido en Israel desde 1998. Pero Simintov se ha quedado en su Afganistán natal para atender su única sinagoga, ubicada en la capital Kabul, a través de décadas de violencia y agitación política, incluido un período de gobierno de los talibanes y la guerra del país con los EE. UU.

“Me las arreglé para proteger la sinagoga de Kabul como un león de los judíos aquí”, dijo a Arab News.

Simintov, un vendedor de alfombras y joyas, nació en la ciudad afgana de Herat, que hace décadas fue el hogar de cientos de judíos. Finalmente se mudó a Kabul, pero huyó a Tayikistán en 1992 antes de regresar a la capital.

Sin él cerca, la sinagoga cerrará, poniendo fin a una era de la vida judía en el país que los estudiosos creen que comenzó hace al menos 2,000 años.

“Si los talibanes regresan, nos van a expulsar con una bofetada”, dijo Simintov a Radio Free Europe la semana pasada para un artículo sobre el éxodo de muchas de las poblaciones minoritarias del país.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí