avatar_default

Enlace Judío.- Según informes, el Ministerio de Salud limitará las pruebas serológicas a las personas que tengan motivos médicos para hacérselas o que hayan regresado a Israel desde otros países.

Dado que dar positivo en anticuerpos puede otorgar un Pase Verde a las personas no vacunadas, los proveedores de salud han tenido dificultades para adaptarse al aumento de la demanda de pruebas.

Ante un aumento en la demanda de pruebas serológicas, que detectan anticuerpos en la sangre de personas que se han recuperado de la enfermedad o han sido vacunadas, el Ministerio de Salud ha decidido restringir el acceso en un esfuerzo por incentivar la vacunación, informó este martes Canal 12, según publica The Times of Israel.

Anteriormente, las pruebas de serología, que son administradas por proveedores de salud o en hospitales, estaban disponibles para cualquier persona.

Sin embargo, ahora solo estarán disponibles para dos grupos. Quienes tengan razones médicas adecuadas; por ejemplo, personas con un sistema inmunológico débil o mujeres embarazadas que sospechan que han estado enfermas con COVID-19 en el pasado y desean realizar una prueba de anticuerpos antes de vacunarse.

Los viajeros se presentan a la prueba COVID en el aeropuerto Ben Gurion el 8 de marzo de 2021, a su llegada desde Nueva York. (JACK GUEZ / AFP)

Además, podrán hacerse la prueba personas que lleguen a Israel desde el extranjero y deseen demostrar que se han recuperado del virus o se han vacunado en el extranjero.

El Ministerio de Salud permite que quienes dan positivo en la prueba de anticuerpos a través de una prueba serológica obtengan un Pase Verde. El pase permite a los vacunados o recuperados del coronavirus participar en diversas actividades, que incluyen comer en el interior de los restaurantes, ir a gimnasios y sinagogas y asistir a eventos especiales como conciertos.

Sin vacunación ni constancia de haber tenido la enfermedad, los individuos deben acreditar que son pacientes COVID-19 recuperados, lo cual se puede lograr mediante una prueba serológica administrada de acuerdo con las pautas del Ministerio de Salud.

Desde que se anunció la política, ha habido un aumento en la demanda de la prueba, especialmente entre los jóvenes de las comunidades árabes y ultraortodoxas, que se muestran reacios a vacunarse, según el informe.

Los proveedores de salud han tenido dificultades para satisfacer la creciente demanda de las pruebas, y el Ministerio de Salud también desea limitarlas para fomentar la vacunación.

Un varon israeli recibe una vacuna COVID-19 en un centro de vacunacion de Clalit en Jerusalen, el 11 de marzo de 2021. (Yonatan Sindel / Flash90)

El ministerio dijo el lunes que 5.277.886 israelíes han recibido al menos una dosis de vacuna y 4.861.451 han recibido ambas.

El lunes, los ministros del gabinete votaron para extender el requisito de que los viajeros se hagan la prueba de COVID-19 antes de viajar a Israel.

Una declaración del gabinete dijo que la norma ahora estará en vigor hasta el 4 de mayo. El mandato requiere que los viajeros se sometan a una prueba de coronavirus dentro de las 72 horas posteriores a su ingreso al país y otra en la terminal fronteriza a su llegada.

A comienzos de año, Israel superaba las 8.300 infecciones diarias, con un 7,6% de pruebas COVID positivas

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí