avatar_default

Enlace Judío – El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió el miércoles presionar por una solución de dos Estados al conflicto palestino israelí.

En una llamada con el rey Abdalá II de Jordania, un aliado de EE. UU. que recientemente enfrentó un episodio de disidencia dentro de la familia real, Biden “afirmó que EE. UU. apoya una solución de dos Estados al conflicto palestino israelí”, dijo un comunicado de la Casa Blanca.

Biden ha prometido durante mucho tiempo devolver la idea de los dos Estados al centro de la política de EE. UU. luego de las políticas al respecto del expresidente Donald Trump.

Su conversación con el rey se produjo después de su ruptura más clara con la agenda de Trump en Medio Oriente: el restablecimiento de la financiación estadounidense para la agencia de la ONU encargada de los refugiados palestinos, la UNRWA, que su predecesor había recortado.

El Departamento de Estado dijo que EE. UU. destinará 150 millones a la agencia de la ONU y ofrecerá 75 millones en asistencia económica y para el desarrollo para los palestinos de Judea y Samaria (Cisjordania) y Gaza, así como 10 millones para los esfuerzos de consolidación de la paz.

El secretario de Estado, Antony Blinken, dijo que la asistencia de EE. UU. a los palestinos “sirve a importantes intereses y valores de EE. UU.” como “un medio para avanzar hacia una solución negociada de dos Estados”.

“Proporciona un alivio fundamental a quienes lo necesitan, fomenta el desarrollo económico y apoya el entendimiento, la coordinación de la seguridad y la estabilidad entre israelíes y palestinos”, dijo Blinken en un comunicado.

Israel denunció la asistencia a la UNRWA, que proporciona vivienda, escuelas y otros cuidados a más de 6 millones de palestinos y sus descendientes.

“Creemos que esta agencia de la ONU para los llamados ‘refugiados’ no debería existir en su formato actual”, dijo en respuesta al anuncio estadounidense Gilad Erdan, embajador de Israel en EE. UU.

Israel sostiene que la educación proporcionada por las escuelas respaldadas por la ONU incluye incitación contra el Estado judío.

“He expresado mi decepción y objeción a la decisión de renovar la financiación de UNRWA sin antes asegurarse de que se lleven a cabo ciertas reformas, incluida la detención de la incitación y la eliminación del contenido antisemita de su plan de estudios educativo”, dijo Erdan.

Israel ha presionado durante mucho tiempo para el cierre de la UNRWA, argumentando que ayuda a perpetuar el conflicto con los palestinos, ya que confiere la condición de refugiado a los descendientes de los originalmente desplazados alrededor de la época de la guerra de Independencia de Israel en 1948.

Cuando se le preguntó sobre las críticas israelíes, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo que EE. UU. se tomaba la supervisión de la UNRWA “extraordinariamente en serio” y que ahora tendría “un asiento en la mesa”, de acuerdo con The Times of Israel.

Price no descartó más contribuciones de EE. UU., pero dijo que Washington estaba alentando a otros donantes a hacer más.

La administración Biden no ha ocultado su creencia de que el enfoque de Trump sobre el conflicto palestino israelí, que separó a los palestinos de Washington, era defectuoso y hacía menos probables las perspectivas de paz.

En una declaración, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, acogió con satisfacción la reanudación de la ayuda, así como el “compromiso de Biden con la solución de dos Estados como base para resolver el conflicto palestino israelí”.

El liderazgo palestino espera que la ayuda marque el comienzo de un esfuerzo concertado de Biden para presionar a Israel, incluso para detener los asentamientos en Judea y Samaria.

“Estamos esperando ansiosamente la reanudación no solo de la asistencia financiera sino de las relaciones políticas con EE. UU. para permitir que el pueblo palestino alcance sus derechos legítimos para un Estado independiente con Jerusalén como capital”, dijo Mohammed Shtayyeh, primer ministro palestino.

El portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, dio la bienvenida a la ayuda estadounidense restaurada, que el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, dijo “envía la señal correcta” en medio de las crecientes necesidades debido a la pandemia de COVID-19.

Poco después de la toma de posesión de Biden en enero, EE. UU. dijo que restablecería la oficina de enlace de la Organización de Liberación de Palestina, que fue cerrada por Trump.

Pero Biden se ha retrasado en cualquier iniciativa de paz importante, e incluso los partidarios de una solución de dos Estados esperan que las posibilidades a corto plazo de un gran avance sean escasas, especialmente en medio de las turbulencias en Israel después de sus últimas elecciones.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí