Enlace Judío – El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y el líder del partido Yamina, Naftali Bennett, se reunieron este jueves en la residencia oficial del mandatario durante más de dos horas y discutieron las posibilidades para conformar un gobierno.

Al final de la reunión, una declaración conjunta emitida por el partido Likud y Yamina dijo: “La reunión entre el primer ministro Benjamín Netanyahu y el presidente de Yamina, Naftali Bennett, acaba de concluir. La reunión se llevó a cabo con buen espíritu y en una atmósfera positiva. Se acordó que se volverían a encontrar”, de acuerdo con Arutz Sheva.

Netanyahu recibió el martes de manos del presidente de Israel el mandato para tratar de conformar una coalición de gobierno en el país. El primer ministro tiene desde entonces un total de 28 días, con una posibilidad de 14 adicionales, para lograr lo que es considerado una compleja labor tanto para él como para sus opositores.

Antes de ingresar a la reunión, Bennett dijo: “Desde las elecciones innumerables israelíes me han contactado, literalmente suplicando, que saque al Estado de Israel del caos actual. Vengo aquí con mucha buena voluntad y me comprometo a hacer todo lo posible. Puedo rescatar a Israel del caos y establecer un gobierno bueno y estable para el Estado de Israel. Es hora de la responsabilidad nacional”.

Según The Jerusalem Post, Bennett le habría revelado a Netanyahu que estaría dispuesto a renunciar a su promesa de campaña de no ser parte de un gobierno respaldado por el partido árabe islamista Ra’am, de Mansour Abbas, con el fin de prevenir que el país vaya de nuevo a elecciones.

Tanto Yamina como Ra’am son vistos como partidos decisivos para definir el próximo gobierno, pero tanto la naturaleza del primero en el bloque opositor como la del segundo en el bloque pro-Netanyahu levantan cierta oposición que estanca las posibilidades de un desarrollo mayor que solucione la crisis política que arrastra el país.

Es de destacar que la reunión de Netanyahu y Bennett se llevó a cabo en la residencia del primer ministro en Jerusalén, y esta es la primera vez en los últimos años que Bennett ha sido invitado al lugar después de años de un boicot no oficial por parte de la familia Netanyahu a Bennett y Ayelet Shaked.

Previo al encuentro con Bennett, Netanyahu recibió en su residencia a Bezalel Smotrich, líder del partido de extrema derecha Hatzionut Hadatit, aliado de su partido el Likud con 6 escaños en la Knéset.

Tras el encuentro de Smotrich con Netanyahu, Hatzionut Hadatit dijo en un comunicado que ambos habían acordado buscar persuadir a Bennett con el fin de que no se uniera al bloque de partidos opositores y desmantelara el bloque de la derecha.

No obstante, el Likud respondió a las declaraciones de Hatzionut Hadatit y acusó al partido de desvirtuar lo conversado por ambos líderes políticos.

El portavoz de Smotrich dijo que este le señaló a Netanyahu que intentara que Bennett cortejara al líder de Tikvá Jadashá, el exsocio del mandatario, Gideon Sa’ar.

Este mismo jueves, Ayman Odeh, el líder de la alianza de partidos árabes israelíes, la Lista Conjunta, descartó ser parte de un gobierno encabezado por Bennett, diciendo que “no reemplazaría a un racista por un racista”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈