avatar_default

Enlace Judío – Una comisión de planificación israelí avanzó el miércoles 540 nuevas unidades en un barrio judío de Jerusalén Este, la primera decisión de esta naturaleza que Israel emprende desde que Joe Biden tomó posesión como presidente de EE. UU.

Las nuevas viviendas fueron aprobada en Har Homa, un barrio cercano al barrio palestino de Sur Baher y a la ciudad palestina de Belén, de acuerdo con The Times of Israel. El área, conocida como Har Homa Este, ampliaría enormemente los límites del vecindario judío.

La construcción en Har Homa Este se ha prometido durante mucho tiempo, pero se ha retrasado mucho. El impulso más reciente para construir más unidades en Har Homa comenzó en febrero pasado, cuando el primer ministro Benjamín Netanyahu anunció en vísperas de las elecciones de marzo de 2020 que había levantado las restricciones a la construcción allí, lo que generó controversia.

“Coexistencia en Jerusalén”, declaró Netanyahu en ese momento. “Jerusalén se está construyendo y expandiendo. Estamos conectando todas las partes de la Jerusalén unida. He eliminado todas las restricciones y ahora Jerusalén se está construyendo bajo mi autoridad”.

Figuras de izquierda y derecha dicen que Har Homa es importante por la misma razón: su potencial para crear una franja continua de vecindarios judíos en esta área. Algunos grupos de izquierda argumentan que esto podría complicar seriamente la creación de una potencial capital palestina contigua en Jerusalén.

La extensión de Har Homa se uniría efectivamente a otro controvertido vecindario planificado al noreste, Givat Hamatos, separando así los vecindarios palestinos de Beit Safafa y Sur Baher de la ciudad de Belén en Cisjordania.

Recientemente aprobado por la comisión local, el plan de esquema para las unidades está programado para ser discutido por el Comité de Planificación del Distrito de Jerusalén el 21 de abril. Si se aprueba, el vecindario avanzaría oficialmente.

Según la organización sin fines de lucro de izquierda Ir Amim, las 540 unidades en Har Homa Este son las primeras unidades que se aprobarán sobre la Línea Verde en Jerusalén Este desde que Biden reemplazó a su predecesor Donald Trump.

Los funcionarios de la administración Biden han dicho que instarán tanto a Israel como a los palestinos a que se abstengan de tomar medidas unilaterales, incluida la construcción de asentamientos. No está claro cuánta presión pretende ejercer EE. UU. sobre la construcción dentro de Jerusalén, que Trump reconoció como la capital de Israel.

“El avance del plan es una señal preocupante para quienes creían que el cambio de poder en EE. UU. obligaría a Israel a restringir la construcción de asentamientos”, dijo el investigador de Ir Amim, Aviv Tatarsky, en un comunicado.

Israel reclama toda Jerusalén, incluidos los barrios capturados al este de la ciudad en la guerra de los Seis Días de 1967, como su capital eterna e indivisa. Los palestinos reclaman Jerusalén Este, incluido el Monte del Templo y la Ciudad Vieja, como la capital de un Estado futuro.

La comunidad internacional, incluidas la ONU y la Unión Europea, considera que los barrios judíos de Jerusalén oriental son ilegales según el derecho internacional. Israel disputa esta afirmación, argumentando que tiene soberanía completa sobre toda Jerusalén.

Al igual que la ampliación de HarHoma, Givat Hamatos también está a punto de construirse. En enero, el estado subastó unas 1,257 unidades de vivienda a contratistas privados, a pesar de una petición de Ir Amim que consideró que la subasta era “discriminatoria”.

El plan de construcción en Givat Hamatos se adelantó por primera vez en 2012, lo que generó una condena generalizada de la comunidad internacional. Se pospuso repetidamente durante casi 8 años.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí