avatar_default

Enlace Judío – Cientos de veteranos discapacitados de las FDI protestaron este domingo frente al Ministerio de Defensa en Tel Aviv, exigiendo una reforma de las políticas de rehabilitación y el fin de la burocracia a la que están sometidos, informó la cadena pública israelí Kan.

Los manifestantes bloquearon las calles adyacentes al Ministerio de Defensa, así como la autopista Ayalón de Tel Aviv en solidaridad con Itzik Saidian, un veterano militar diagnosticado con trastorno de estrés postraumático que se prendió fuego la semana pasada frente a las oficinas del Departamento de Rehabilitación de Petah Tikva.

Tras una reunión con los líderes de la protesta, el primer ministro Benjamín Netanyahu prometió someter a votación “una reforma exhaustiva para tratar a los discapacitados y heridos de batalla” dos semanas después de la formación del nuevo gobierno.

Idan Kleinman, presidente de la Organización de Veteranos Discapacitados de las FDI, dijo en respuesta que “los veteranos discapacitados están hartos de promesas y esperarán los resultados sobre el terreno. No aceptaremos ningún objetivo intermedio. Espero sinceramente que hoy comience el cambio”.

“Los veteranos discapacitados necesitan un trato profesional y respetuoso. El Estado no les hace ningún favor, es su deber moral”, enfatizó.

Nino Haddad, un veterano discapacitado que participó en la protesta, dijo: “Perdí a mi tripulación en el tanque durante la Guerra de Yom Kipur. Me hicieron una guerra de desgaste. Después de siete meses en el hospital, me dieron una discapacidad del 10 por ciento. No quiero dinero, quiero mi orgullo. Fui al Ministerio de Defensa y no encontraron mis datos en los archivos”.

Jen Lavi, exsoldado herida en batalla, agregó: “No existe una mujer en el Ministerio de Defensa. Las mujeres tienen otras necesidades, especialmente ayuda en el hogar y el cuidado de los niños. El caso de Saidian es solo el comienzo, será como el efecto dominó. Si tuviera el coraje, me iría también”.

“La alianza de sangre entre los civiles y los soldados de las FDI fue violada por los burócratas”, afirmó Kleinman. “No es fácil lidiar con la discapacidad: todo está bien siempre que el estado cumpla con su deber de rehabilitar. La realidad es dolorosa y diferente: todo se ve a través del agujero del centavo que sacan”.

Uri Ehrenfeld, director del programa de postrauma de la Organización de Veteranos Discapacitados de las FDI señaló que “el tratamiento ha estado estancado durante 50 años. Durante años revisan el pasado de las personas. Si tus padres están divorciados o algo sucedió durante la infancia es la razón del postrauma. Revisan el pasado para rechazar la solicitud”.

Explicó que una de las afirmaciones del Departamento de Rehabilitación es que hay muchas personas que se hacen pasar por víctimas de combate, por lo que su inspección es tan rigurosa. “Si no indagan sobre la capacidad de una persona para el combate, no deben hurgar en su lesión. No es un honor ser postraumático, es una angustia terrible. Primero proporcionen el tratamiento y luego indaguen”, dijo.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí