avatar_default

Enlace Judío – El partido islamista Ra’am considerará si apoyar o no una iniciativa de ley para una elección directa y extraordinaria para primer ministro, dijo este lunes su jefe, el político árabe israelí Mansour Abbas.

“El jueves pasado se puso sobre la mesa la [iniciativa] ley de elección directa para primer ministro. En Ra’am estamos examinando la ley y sus consecuencias y nuestra postura estará determinada por el interés de la sociedad árabe y de Ra’am”, dijo Abbas, de acuerdo con The Times of Israel.

Las elecciones del pasado 23 de marzo, la cuarta ronda de votaciones en dos años, dejaron estancada a la situación política de Israel, sin que ni el bloque de partidos pro-Netanyahu ni el anti-Netanyahu tengan una ventaja real para conformar un nuevo gobierno.

Siendo el partido uno de los pocos agentes libres en la arena política israelí, los cuatro escaños de Ra’am lo han convertido un actor que podría ser decisivo para un nuevo gobierno, si bien la naturaleza de este partido levanta suspicacias en ambos bandos.

Los funcionarios del partido Ra’am, incluido Abbas, se reunieron hoy con el rival clave de Netanyahu, Yair Lapid, jefe del partido Yesh Atid, para discutir las posibles vías hacia un gobierno.

La propuesta de elección directa para primer ministro evitaría nuevas votaciones legislativas y solo se centraría en elegir al mandatario. Una propuesta similar surgió en medio del estancamiento político después de las elecciones de septiembre de 2019 y eventualmente fue desechada.

Abbas también dijo que tampoco descartaría apoyar a un gobierno encabezado por el jefe del partido de derecha Yamina, Naftali Bennett. Los excolegas de Abbas en la Lista Conjunta, predominantemente árabe, han descartado repetidamente apoyar a ese gobierno.

“Todas las opciones están sobre la mesa”, dijo Abbas.

Pero un posible gobierno con el apoyo de Ra’am ha sido descartado por el partido de extrema derecha Hatzionut Hadatit, que ha llamado “terroristas” a los miembros de Ra’am. Netanyahu probablemente necesitaría tanto el apoyo de Hatzionut Hadatit como de Ra’am para formar un gobierno.

En una declaración reciente, el líder de Hatzionut Hadatit, Bezalel Smotrich, dijo que incluso una quinta ronda de elecciones en 2 años sería preferible a un gobierno con el apoyo de Ra’am.

La carta fundacional de Ra’am considera que el sionismo es racista y respalda el derecho al retorno de los refugiados palestinos y sus descendientes.

Pero las demandas clave de Abbas a sus socios de la coalición se han centrado principalmente en cuestiones básicas para los árabes israelíes, la lucha contra el crimen organizado en las ciudades árabes y la legalización de los municipios beduinos no reconocidos en el sur de Israel.

“La mayoría de la sociedad israelí y los partidos israelíes aceptan a Ra’am, y lo que presenta y representa”, dijo Abbas en sus declaraciones el lunes.

Abbas condenó además a Hatzionut Hadatit, aunque no por su nombre, por promover el “discurso racista”.

“Somos atacados por personas que intentan empañarnos como partidarios del terrorismo mientras legitiman el discurso incitador y racista. Ra’am se opone firmemente a este discurso y no cambiará sus posiciones”, dijo Abbas, instando a otras partes a condenar esas declaraciones.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí