Enlace Judío – Un grupo de atletas y activistas de derechos humanos está pidiendo al Comité Olímpico Internacional (COI) que sancione al programa olímpico de Irán por lo que dice es el patrón de larga data del país de ordenar a los atletas que eviten competir contra israelíes en eventos internacionales.

El jefe de la campaña United for Navid, formada para protestar por la ejecución del luchador iraní Navid Afkari, envió esta semana una carta al presidente del COI, Thomas Bach, destacando más de media docena de ejemplos en los últimos 16 años de atletas iraníes que perdieron intencionalmente partidos que habrían significado competencias con israelíes, o que se retiraron de competencias de esa naturaleza, reportó la agencia AP.

“El hecho de que los atletas iraníes se vean obligados a descartar encuentros para evitar competir contra atletas israelíes es una clara violación de la carta olímpica y los valores olímpicos”, escribió el exluchador iraní Sardar Pashaei.

Un portavoz del COI dijo: “El COI toma nota de la carta y continúa evaluando los supuestos problemas”.

El mes pasado, el Tribunal de Arbitraje Deportivo anuló la suspensión de Irán de los eventos internacionales de judo en un caso derivado de la salida del excampeón mundial Saeid Mollaei del equipo iraní; Mollaei ha afirmado que se le ordenó perder partidos y retirarse de las competiciones para evitar enfrentarse a israelíes.

Los jueces del tribunal decidieron que la Federación Internacional de Judo se extralimitó en su propia autoridad con una prohibición tan severa, que se impuso en octubre de 2019.

La campaña United for Navid se formó antes de la ejecución de Afkari el año pasado. Las autoridades del país lo acusaron de asesinar a un empleado de una empresa de suministro de agua.

Sus partidarios creen que fue obligado a confesar a la fuerza y, de hecho, fue castigado por participar en las protestas contra el régimen de Irán en 2018.

En el momento de la ejecución, el COI dijo que Bach “había hecho llamados personales directos al líder supremo y al presidente de Irán y pidió clemencia para Navid Afkari“.

El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, calificó la ejecución como “un escandaloso ataque a la dignidad humana, incluso para los despreciables estándares de este régimen”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío