avatar_default

Enlace Judío – El fiscal general Avijai Mandelblit dijo este lunes que no existe ningún obstáculo legal que impida que el actual gobierno interino de Israel forme una comisión estatal de investigación sobre la tragedia del monte Merón de la semana pasada, informó The Times of Israel.

La opinión legal fue presentada en respuesta a una solicitud del ministro de Justicia, Benny Gantz, quien pidió la posición del fiscal general sobre la viabilidad de la creación de una investigación de este tipo en vista de que por el momento Israel carece de un gobierno pleno.

Al apelar a Mandelblit, Gantz escribió que “solo una comisión estatal será capaz de gestionar todos los aspectos de una investigación sobre el desastre”.

Tras la posición de Mandelblit, la oficina de Gantz anunció este mismo lunes que el ministro ha ordenado a su personal que elabore una propuesta para una investigación estatal que se presentará al gabinete para su aprobación.

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, según informes de los medios hebreos, teme las repercusiones políticas de tal investigación.

Gantz y otros opositores políticos de Netanyahu se han sumado a los crecientes llamados de una investigación estatal sobre la muerte de 45 personas en el monte Merón, incluidos más de una docena de niños y adolescentes, durante el festival Lag Ba’omer.

La Policía de Israel, el Departamento de Bomberos, el Departamento de Investigaciones Internas de la Policía del Ministerio de Justicia y el Contralor del Estado han abierto sus propias investigaciones sobre las circunstancias alrededor de la tragedia de Merón.

Al anunciar la apertura de su propia investigación especial este lunes, el Contralor del Estado, Matanyahu Englman, dijo que la tragedia era “prevenible”.

“Tengo la intención de iniciar una investigación especial sobre las circunstancias que llevaron a este desastre, la preparación de los distintos órganos, tanto este año como durante los años que han transcurrido desde el informe de la Contraloría del Estado de 2011“, dijo Englman en una conferencia de prensa en Jerusalén.

El contralor estatal dijo que si existía una sospecha de conducta criminal, la información se pasaría al fiscal general para su consideración.

Englman, quien fue elegido por Netanyahu como contralor estatal y aprobado por la Knéset en 2019, negó que el primer ministro o su oficina le hubieran pedido que iniciara la investigación.

Hubo preocupaciones de que él iniciara la investigación para evitar la formación de una comisión estatal independiente de la Oficina del Primer Ministro de Israel.

La investigación de Englman no tiene autoridad para obligar a los testigos a declarar ni para emitir conclusiones vinculantes, solo recomendaciones.

Una comisión estatal, por el contrario, está dirigida por un juez superior anterior o actual, y sus recomendaciones, aunque tampoco son formalmente vinculantes, tienen un peso mucho mayor.

El contralor estatal ha sido acusado en el pasado por opositores del primer ministro de diluir los informes de su oficina para evitar criticar al gobierno liderado por el partido Likud de Netanyahu.

La tragedia ocurrió durante la madrugada del viernes, cuando miles de personas atravesaron un estrecho corredor inclinado con suelo metálico resbaladizo, aparentemente mojado, que daba hacia una escalinata. Algunos aparentemente cayeron y se habría generado un efecto dominó de aplastamiento entre la apretada congregación.

Desde la noche de la tragedia, se ha tratado de buscar a los responsables de que las condiciones del lugar, cuyos riesgos han sido advertidos desde hace años, permanecieran así hasta la consumación de una tragedia de este nivel.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí